Grita, así no puedas

Grita, así no puedas; es tu “YO”. –El–, me proclama.

¿Mi lujuria? Se articula en tu mirada
llamada por el "libido".

Cual si ello fuere, un vestido
socavado a fuego;
–como insulso–,
abrigó
un odio sentido.
–Albergó. –Cavado a fuego.

Untado en nuestros libidos
así, –se gestan–, lujuriosas miradas.

Mi “YO” os arenga; –aúlla–, pues así, me llamas.