Lockout

Cuando vi “Lockout” me pareció una película extraída de “Fortaleza Infernal”, un film que exploraba la construcción de una fortaleza de alta tecnología intentando conseguir la prisión más implacable: la prisión mental, con “Escape from New York” donde el avión del presidente de los Estados Unidos era secuestrado por un grupo radical, el cual conseguía sobrevivir y encontrándose solo en las calles de Nueva York, donde Manhattan se ha convertido en una enorme prisión de alta seguridad. Basada, supuestamente, en una idea original de Luc Besson, quien  fuera el  co-productor de “Les rivières pourpres II - Les anges de l'apocalypse”, éste film que os menciono viene de la mano de James Mather y Stephen St. Legar, sus directores.
Besson, que últimamente se ha limitado a producir y escribir varias películas de acción como “Taxi”, “Transporter”, “Danny the Dog" o “Colombiana”.

“Lockout” es una" película que nos deja entretenido durante el sus 90 minutos de duración, aunque no es nada nuevo en el género. Es que por lo visto en  Hollywood, están muy dados a reciclar argumentos de otras películas pero cambiando el lugar en el que se ambienta la misma.


Así se libran de pagar derechos en concepto de ser un remake (aunque lo sea en realidad) y, por lo general, aparentar cierta sensación de ser algo diferente.
Esta vez ambientado en un futuro post-apocalíptico su trama gira en torno a una estación orbital adaptada a prisión donde 500 reclusos, los más peligrosos de la Tierra, son recluidos; un superhéroe que es asimismo considerado el supervillano de los Estados Unidos y la nena de su Presidente, que tiene la mala suerte de arribar al lugar momentos previos a gestarse un motín.




La película se desarrolla con un alto ritmo, continúas secuencias de acción y diálogos de estos de una sola frase que a veces son un cliché, otra son más que divertidos. La cinta se mueve a suficiente velocidad como para minimizar todas las absurdidades, incoherencias e implausibilidades que contiene el guión; en más de ocasión, hasta tiene la sabiduría propia de reírse de ellas.



Con un personaje que destila sarcasmo al igual que Snake Plissken interpretado por Kurt Rusell en el filme “Escape from New York”, Guy Pearce, se presenta en “Lockout”  como lo mejorcito que posee. No es el único, aunque pareciera que el film fuere escrito para hacerse notar. Ese actor que interpretara en su ocasión a Leonard Shelby en “Memento”, ha demostrado sobradamente su capacidad desempeñando una labor encomiable. 
Él sustenta el filme con consistencia, chispa y carisma, mostrando además una gran química con su compañera de reparto Maggie Grace.
Emilie Warnock personaje que interpreta dicha actriz oriunda de Ohio es de mención, aunque lo viere más como un personaje de relleno; hija del presidente de los Estados Unidos va a la MS1, la prisión que orbita la Tierra a hacer una entrevista y bueno.. ¿no creerán que os voy a contar la historia asumo?

Se desempeñó como Jessie en “Law & Order: Special Victims Unit” en el año 2004; como Kim en “Taken”, una serie televisiva en el año 2009 por mencionar trabajos artísticos. Uno de sus últimos trabajos es el que se desempeña como Irina en “The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 2” prevista para este año 2012.

Uno de los mejores trabajos que vi en esta película ha sido el que desempeñara el actor
Joseph Gilgun haciendo el papel de Hydell. Este actor nacido en Lancashire en el Reino Unido no ha sido muy conocido salvo en series televisivas. Se ha desempeñado en “Screwed”, serie televisiva lanzada en el 2011; interpretó a Rico en  “Shameless” año 2004. “Lockout ha sido su primera vez incursionando la pantalla grande. 


Actúa como un enfermo mental que mata por placer  y su rol de enfermo mental es espectacular. Muy bien logrado el papel.


Triste es el papel del Presidente de los Estados Unidos preocupado por salvar a su querida hija sin importarle ni a los civiles recluidos en la Prisión de Máxima Seguridad, ni quienes allí trabajan. Este último rol lo desempeña el actor Peter Hudson. Interpretó a James Horton en la serie televisiva “Highlander”. En el 2004 trabajo en “L'américain”. “The Devil Inside” incluso.

Este film se alimenta también de otros como "La Roca", "Demolition Man" e incluso "La guerra de las galaxias" con un momento de Estrella de la Muerte.


Los personajes resultan esquemáticos y no se desarrollan de ninguna forma más allá de estúpidos giros sorpresivos, los diálogos están repletos de tópicos y carecen de ingenio. En algún momento a finales de los 90, poco después de El Quinto Elemento, Luc Besson decidió relegar su labor como director a un segundo plano salvo Juana de Arco ,el resto ha sido poco destacable. Todo, con un ritmo correcto, pero con escenas de acción sin ningún tipo de imaginación.