La cara oculta

“La cara oculta” es una coproducción española colombiana rodada en una Bogotá lluviosa y gris que bien  podría haberlo sido con Austria, pero rodada en Viena dada su temática que hasta intemporal la torna. Su temática gira entre la fidelidad en torno a la pareja y una mente enfermiza; lo que puede acontecer cuando los celos afloran. Un lado oscuro. Un triángulo amoroso donde  en un vértice encontramos a Adrian, compositor de orquesta español contratado para dirigir la Orquesta Sinfónica de Bogotá; en otro a Belén, la novia, celosa y posesiva y por último a Fabiana, un refugio donde consolarse.

 Un film que dado su guión, flojón, Andrés Baiz, su director la conduce cual una orquesta se tratare: primero los instrumentos de cuerda, Adrián y su dolor como centro de la historia; segundo, los instrumentos de viento, Fabiana y su soplo de aire fresco en la vida de Adrián; tercero, los instrumentos de percusión, Belén y su horrible destino. 

Si bien es una co-producción es un tanto molesto que no apreciáramos mejor los actores colombianos. Están por supuesto, pero no resaltan como sus símiles españoles. Sería bueno que permitieren desarrollar papeles principales a los colombianos. 
En ése filme quedan relegados a un segundo plano. Una pena.
Un aspecto que me llamó la atención es el conocimiento por trabajos que hay entre actores y actrices, y aquí se ve manifiesto cuando hablamos de “Cinema 3” conocido por “Informatiu cinema”.
“Informatiu cinema” fue producido en Sant Joan Despí, en Barcelona y fue dialogado en catalán e involucró a actores como Mario Casas, Claudia Lago y María Valverde (“Tengo ganas de ti” y “3 metri sopra il cielo”); en “La cara oculta” encontramos a Clara Lago, Martina García y Quim Gutiérrez. Todos. Los 6  intervinieron en “Cinema 3”.
A Claudia Lago la vimos en “Tengo ganas de ti” y ahora se desempeña en el rol de Belén en el filme en cuestión, “La cara oculta”.
Es un aspecto curioso. No es un aspecto resaltante, si curioso ya que se debe ver más filmes españoles para apreciar hacia que apunta o pudiere apuntar la cinematografía española. Por ahora, lo que puedo opinar es que se esta usando bastantes desnudos, los que se ve manifiesto en los mencionados filmes; ellos sirven como modelo para vaticinar una tendencia o sentido hacia ese aspecto por parte de sus productores.  Como que  no basta la trama, hay que intercalar desnudos, ya que es bien sabido que el sexo vende.
Otro aspecto curioso es que tanto en “Informatiu cinema” como el filme que nos compete hoy, esté involucrado Andrés Baiz.  En “Cinema 3.”

Los desnudos.  Hay que ver a María Valverde en “3 metri sopra il cielo”; Claudia Lago en “Tengo ganas de ti” y Martina García en “El lado oscuro”.
Sobre el filme, éste último “El lado oscuro”, otro aspecto que me atrajo fue esa puerta oculta, esa ventana. Me hizo acordar a “The Cube” por el sistema de cómo se movían los engranajes para cambiar lo que aparece de una forma de un lado del espejo y lo que hay detrás.