El ladrón del Sudario


“El ladrón del sudario” así se titula la novela que leí. El escritor es J.R. Lankford que fuera editada por la editorial Vía Magna y puesta a la venta en sitiales como Amazon. Quizás, lo que me atrajo a leerla ha haya sido lo atractivo de su narrar; un narrar que va interiorizando al lector sobre la temática del Sudario de Turín y lo que acontece con la familia Rossi a consecuencia del robo por parte del doctor, de unas hebras del mismo. Ello y lo que sucede a partir de allí, indiscutiblemente es consecuencia de lo intrincado de sus orígenes. Hay quienes creen, que tanto el sudario en sí como la figura que contiene,  es la imagen del propio cuerpo de Jesús Cristo; por lo que han sido, y aún hoy sigue siéndolo,  objeto de debate entre científicos, teólogos, historiadores e investigadores. 
Posee un trama esta íntimamente ligada a esos debates, pues, de lo que creen unos y otros se da cabida a la especulación. Una especulación que conduce a Lankdorf   a crear una ficción  basada en el intento de extraer el mismísimo ADN de Jesús Cristo. Lo que suceda a posteriori gesta una historia novelística que lleva al Doctor Rossi buscar una nueva María y por consiguiente problemas, con sus alianzas y persecuciones. Y aquí se ve la maestría de Lankdorf; una novela que se torna thriller y que atrapa.