Tyrannosaur

Hay películas feas, haciendo de la miseria su estandarte, y hay películas, que como “Tyrannosaur” también conocida por “Redención”, son incómodas de ver, difícil de digerir. Filmes ante los que uno no puede evitar apartar la mirada por su extrema crudeza pero cuya finalidad va más allá del morbo gratuito, porque el amarillismo no es sólo cosa de la tele. Obras que, cada una a su manera, nos recuerdan que la vida no es de color de rosa.
Es un filme de tinte independiente que por simplemente por no estar dirigida por alguien de renombre, se ha encontrado con problemas de distribución.

Y hablando de su dirección, su director y guionista es Paddy Considine, quien en el año 2011 hiciera “Blitz”.  “Tyrannosaur” es su debut tras la cámara, una película que se desarrolló primero en forma de corto, “Dog Altogetheer”.


Aborda el ambiente que se vive en un barrio pobre de Leeds, un importante centro metropolitano en West Yorkshire, en la zona norte de Inglaterraen donde se filmó. 

El film destila estilo británico, sobriedad, seriedad muy British Style.
Es un film puro nervio, un hueso difícil de roer, así es este largometraje, brutal, tan brutal como las palizas y vejaciones que padece la protagonista, tan brutal como son los actos que la mueven.
La cámara no se anda con remilgos, y nos enfrenta sin concesiones a unas imágenes durísimas a lo largo de todo el metraje: las humillaciones a las que Hannah es sometida por su marido, o los accesos de violencia de Joseph. El director recrea a la perfección la sordidez de algunas comunidades y la truculenta historia que existe detrás de personas en apariencia normales. Esa historia se ve reflejada en dos personajes, aparentemente distintos, con problemáticas distintas pero unidos mediante un mismo lazo: la sociedad y como los condiciona.



Como personajes es de resaltar el rol de Peter Mullan haciendo el rol de Joseph.


 Joseph, un alcohólico a causa de sobrellevar sus múltiples penas: el recuerdo de su esposa fallecida cinco años atrás, el peso insoportable de la soledad. Peter Mullan, escocés de nacimiento, intervino en filmes de la talla de  “Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1”; “Children of Men”, y actualmente esta trabajando en una pre-producción titulada “Sunset Song” prevista para el 2013.
También es de resalte el papel de Olivia Colman interpretando a Hannah. 

 Hannah interpreta a una mujer brutalmente maltratada por su marido,apegada a la religión, que encarrilará a Joseph. Olivia Colman representó a Carol Thatcher en “The Iron Lady”. Actualmente se halla trabajando en lo que sería una post-producción titulada “I Give It a Year” prevista para el 2013.


No es la primera vez que trabajan juntos Mullan y Colman. En el 2007, Mullan y Colman ya habían protagonizado una historia parecida en el premiado cortometraje Dog altogether, dirigido por el también actor Paddy Considine, que ahora debuta en el campo del largo con esta especie de extended version.
También encontramos en “Tyrannosaur” actores que valen la pena hacer mención:
Tenemos al juvenil Samuel Bottomley desempeñándose como Samuel; un niño cuya madre no se preocupa de su crianza, pero querido por Joseph. 

Maltratado por el novio de su madre, es cruelmente lastimado por el perro de éste. 
Samuel Bottomley es de alguna forma patrocinado por Mullan. 
Esta fue su primera película. 
Lo vamos a ver en lo que ahora es una post-producción titulada “Private Peaceful” prevista para el 2013.

También cabe resaltar quien se desempeñase como Inspector Lestrade en “Sherlock Holmes: A Game of Shadows”, el actor inglés Eddie Marsan.
En “Tyrannosaur” se desempeña como James, el repugnante marido de Ana, el cual le reserva las peores vejaciones y donde la cámara no se anda con sutilezas.
Eddie Marsan quien actuara en “War Horse” actualmente ha realizado lo que se denomina una post-producción titulada “Best of Men” y “Filth”.
 Tyrannosaur, no bucea en el lodo con el propósito de removerlo. 
Tampoco con voluntad de extraer una moraleja ni de ofrecer un cuento de superación personal. 


Es sólo el contexto en el que se mueve un ser atormentado, un alma solitaria y asqueada con la vida que se cruza con otro ser desesperado. Y de repente se entienden, se respetan y se quieren.


“Tyrannosaur” cosechó los premios al mejor director, actriz y el especial del jurado en el Festival de Sundance 2011 como mejor película, director novel y actriz en los British Independent Film.2011.