Sindicato de relojes

Cronometrémonos –dijo el reloj–. Es hora: ¡Huelga!