El exótico Hotel Marigold

Hotel Marigold” nos cuenta la historia de un grupo de ciudadanos británicos de clase alta y edad avanzada que viajan a la India para disfrutar de los años que aún les quedan de vida. Se supone que es la solución que la India propone a los ciudadanos más selectos de Reino Unido para que disfruten de su jubilación –un lugar donde poder pasar su edad dorada rodeados de suntuosos servicios y comodidades–, y en efecto así es hasta que siete jubilados con una perentoria necesitad de cambio se presentan a la entrada de este complejo vacacional.
El exótico hotel Marigold es una película de esas en las que sabemos prácticamente lo que va a pasar desde la primera secuencia, pero no nos importa, porque es una auténtica delicia ver los gestos, las miradas y las interpretaciones de algunos de los mejores actores de la actualidad.
Una comedia dramática acerca cómo afrontar la vejez, esa última etapa de nuestras vidas. Para ello, Madden ha contado con un reparto coral de excepción formado, entre otros, por ilustres como Judi Dench, Maggie Smith, Bill Nighy o Tom Wilkinson.
Su director expone un tema de actualidad en occidente: la situación de muchos europeos que deciden jubilarse, a veces por capricho, a veces por necesidad,  a países del tercer mundo.  En este caso será en Jaipur, la India, dónde el destino unirá las vidas de varios ingleses en un hotel casi en ruinas regentado por un joven idealista, Sonny (Dev Patel que protagonizó “Slumdog Millionaire”) 
En todas las escenas están cuidadísimos los colores, la luz y la decoración  mostrando la gran belleza de la India a pesar de su pobreza; vemos por ejemplo el hotel casi en ruinas (es lo que aparenta desde el exterior) pero con habitaciones con encanto especial y siempre rodeado de exótica vegetación. También vemos un guiño positivista en la trama de los personajes, los cuales viven encuentros, amores y desamores con la misma intensidad que los vive el joven “El exótico propietario del hotel.