Man on a ledge


“Man on a ledge” un film dirigido por Asger Leth se estrenó en marzo del corriente año en España. Hace unos pocos meses Brett Ratner nos “deleitó” con “Tower Heist”, titulada en España “Un Golpe de Altura”, en teoría, una comedia de acción en torno a un gran robo que organizaban unos empleados desahuciados en su propia empresa. Es decir, promesas de diversión, risas y hasta cierta crítica social muy acorde con los tiempos que corren. El resultado, sin embargo, se quedaba sólo en esa fachada aparentemente atractiva que se desmoronaba rápido para ver una estructura carcomida de tropiezos, pereza, escenas sin gracia y actores que pasaban por allí a cobrar su cheque. Igual que el director. En “Man on a ledge” pasa otro tanto de lo mismo, pero sustituyendo la premisa humorística por la intención de metértela doblada a mitad de película.



Nick Cassidy (Sam Worthington), un antiguo agente de policía, se escapa de la cárcel y se dirige al Hotel Roosevelt de Nueva York. Al subirse a la cornisa de uno de los pisos más altos, pone en peligro mucho más que su vida. La ciudad entera está a punto de quedarse paralizada, incluidos ciertos individuos que guardan grandes secretos.La oficina más cercana de la policía de Nueva York responde inmediatamente la llamada de socorro de una mujer que se ha dado cuenta de la situación. El lugar se convertirá en un hervidero de agentes especiales entrenados para manejar el incidente y será una experta psicóloga negociadora, Lydia Anderson (Elizabeth Banks,
“¿Hacemos una porno?”) quien se ponga al frente para conseguir calmar a Nick e impedir que salte desde el filo del abismo en el que se encuentra. Pero las cosas no saldrán según lo esperado, ya que Nick tiene algunas cartas ocultas que poco a poco se irán descubriendo, revelando sus verdaderos propósitos.


¿Podría tener algo que ver con el misterioso proyecto en que su hermano y ferviente defensor (Jamie Bell) está trabajando con su novia (Génesis Rodríguez) mientras Cassidy gana tiempo en la cornisa? ¿O quizá con los esfuerzos que está realizando el mejor amigo de Cassidy en el cuerpo (Anthony Mackie) para intentar hacerlo bajar? ¿O con los tejemanejes a puerta cerrada que se trae un poderoso empresario (Ed Harris)?   


A medida que se van descubriendo nuevas piezas del puzle en el transcurso de la atrevida maniobra de Cassidy, de pronto la historia de un policía caído en desgracia que intenta demostrar su inocencia se convierte en algo decididamente más revelador. Al final, resulta haber mucho más en juego que la posibilidad de que un hombre subido a una cornisa pueda sencillamente perder el equilibrio.

 Lo que empieza como un thriller tenso se va tornando en una comedia sin gracia, algo que sucede de la mano de personajes bastante tontos como los interpretados por Jamie Bell y Génesis Rodríguez, ésta última utilizada como reclamo publicitario en España por ser la hija de El Puma.


 Sam Worthington interpretando a  Nick Cassidy (Perseus en “Clash of Titans”; Coronel  David Perkins en una pre-producción titulada “Thunder Run” prevista para el 2013).
J. Smith-Cameron interpretando a un agente especializado en psiquiatría (Diane Eskas en “Ley y orden: Unidad de víctimas especiales”).
Genesis Rodriguez interpretando a Angie (Courtney en “What to Expect When You're Expecting”.



Ed Harris interpretando a David Englander (Demi en una post-producción titulada “Phantom” ; Mr Simon en “That's What I Am" correspondiente al año 2011)