Eterno desvarío

Sois la simiente del eterno latido
subyaciendo, amodorrada
entre reveses de un prohibido.

Sois cual mezcla de amor asumido
con una antipatía bregada
que aún apreciada,
haya huido.

Sois mi nido.

Nido ido.
Donde tu luz da
entre reveses de un prohibido.

Sois mi simiente; cual eterno desvaído.