Afrodita

¡Me matas nena! –pronunció haciendo el amor– y murió.