Congelante ensueño


Tengo la mente en blanco. Me he ido distanciando de la literatura a tal punto, que ahora se refleja en lo que hago. He armado historias en capítulos y han quedado inconclusas; he intentado crear un poema y no disponer de la inspiración necesaria. Soy una hoja en blanco que esta a la espera de ser escrita, pero quien lo pueda hacer es como si estuviere de viaje. 
Así esta mi mente: vacía, vacua.
Necesito inspiración y por más que la busque, ésta se halla escurridiza. Se que muchos, van en busca de la poesía como tabla de salvación, pero cuando intento crear un poema por chico que sea,  no logro un versículo siquiera.
Soy una hoja en blanco en espera que alguien escriba algo.