11-11-11

“11-11-11” film dirigido por Darren Lynn Bousman (Identity Lost año 2001; Saw IV año 2004”); dramático, apocalíptico donde aborda la numerología, con la demonología, espíritus guardianes con aperturas de puertas hacia otros estadios de la materia donde los muertos pueden llegar a interactuar con los vivos. Generalmente se le asigna eventos catastróficos cuando por una curiosidad matemática que sólo ocurre cada 100 sucede un evento donde un número se repite como es el caso del onceavo día del onceavo mes del onceavo año.
Para algunos, es sinónimo de suerte, para otros que algo grande a de suceder: una muerte en forma inexplicable, un hecho fuera de lo normal que no tiene explicación plausible.
Para los numerólogos es una coincidencia fausta, para otros es la venida del Anticristo.
Este film aborda la creencia de que aquellos que ven repetirse el 11 en distintas situaciones dispares como ser, un reloj que se haya detenido repentinamente que en vez de quedar en una hora especifica marca siempre el número 11, o, uno de golpe se da vuelta y ahí esta en el reloj de la computadora. luces se apagan cuando uno pasa cerca de un semáforo.


Aborda la situación de ciertos individuos cuya conciencia ha sido despertada en una forma no explicable. Aborda la creencia sobre la existencia de ciertos Guardianes terrenales, con frecuencia llamados Intermedios, que han estado asistiendo a personas de distintas profesiones por muchos siglos.


Esos denominados “Guardianes terrenales” están en algo denominado “la mitad del camino”, una especie de estadio de la materia que esta precisamente en el centro entre nuestro mundo, el de los vivos, y el otro, el de los muertos.
Poseen poderes limitados en el nuestro; el mundo tal cual lo conocemos no es verdaderamente una barrera.
Este film aborda la existencia de los denominados “guardianes terrenales” estando en una misión.
Para desarrollar este concepto, la trama de éste film esta centralizado en determinadas figuras como la de Joseph Crone personificado por el actor Timothy Gibbs (Gary Sinclair en "Another World" serie televisiva de once episodios corrida en el período correspondiente entre los años 1998 al 2001; Detective Stevens en "Sex and the City").
La figura de Samuel Crone, personaje interpretado por el actor Michael Landes (Marco Keriliak en “Material Girls” serie televisiva que luego se tornara un filme)
Esta la figura de Richard Crone, personaje interpretado por el actor Denis Rafter (Kevin O'Connell en “Coppola: un hombre y sus sueños” serie televisiva)

 
Bueno.. y otros más como la de Ana, que cuida al padre de Joseph. Joseph es un creyente en la obra de Dios, pero que no lo sabe; se crió en las afueras de Barcelona pero vive en los Estados Unidos. Renombrado escritor de novelas, es uno de los “iluminados” siendo estos los seres que pueden ver repetirse es el número cual una advertencia o fatalidad según como se vea.
Samuel, por otro lado es un hermano de sangre que nunca se trató con Jospeh; vive en Barcelona; predestinado a ser un profeta ha perdido sus seguidores de la Congregación espiritista que fundara. 
Richard, por su lado es el padre de ambos, un cura. Estando en sus últimos momentos de su vida se le aparece en sueños en forma reiterada a Joseph, sueños que a éste último le recuerda a su esposa Sarah y su hijo David. Ambos murieron trágicamente.
Hay un hilo conductor que pasa de la etapa de no creyente en Jospeh, más por despecho que por no haber vivido el trabajo pastoral de su padre, Richard. Un hilo, donde vemos renegar la existencia de Dios ya que perdió su fe luego de la muerte de su esposa e hijo. 



Se castiga, viviendo como un ermitaño.
Un hilo conductor que luego pasa a la investigación convirtiéndose en sicótico tras la descifración de ese número que se repite una y otra vez en distintos momentos. Véase la muerte de su padre a las 11:11 hs  del 11 de noviembre de 2011.
Hilo que lo conduce en forma fatalista a un final que podía haber sido evitado si hubiere escuchado las advertencias de esos seres que se le aprecian como de la nada.


Y hablando de ellos, no afectaban la vida de los vivos, si se tornaban más ávidos e insistentes a medida del acercamiento de dicha fecha en particular. Hasta ese momento habían sido meros observantes, a medida que se acercaba la fecha, ellos adquirían más poder a punto de mover cosas e inducir la mente.
Imagínese la situación de un padre totalmente desahuciado, controlado por maquinas que de repente se siente en la camilla y le diga a uno “Ellos están vigilándote, vienen por él (Samuel), debes protegerlo”   y al siguiente instante ve a su padre como siempre estuvo, en coma viviendo gracias a los equipos de sustentación de vida.