Rewind


“Rewind”, una sorpresa para mi juicio, ya que ésta es la clase de películas cuyo título nos trasmite una idea pero al verla,  su término apunta a otra cosa. Es lo que sucede con “Rewind”, un film dirigido por P.J. Dillon (Runners año 2009; The Runway año 2010).
Analicemos.
Es la historia de Karen (Amy Huberman: "On Home Ground" serie televisiva donde personificó a Diane Collins). Es la historia de una mujer casada con una hija de 4 años que cuando todo parece sonreírle, su pasado se hace presente; pasado turbio por cierto.
Este film, irlandés, aborda aquello de que “no podemos ocultar nuestro pasado sino saldamos las deudas que acarreamos de antaño”, tarde o temprano se encargará de “pasarnos la cuenta”.

En Karen existe un pasado turbio, bastante, oculto diría ya que a su esposo mucho no le dice. Pero ese pasado se hace presente en la figura de Karl (Allen Leech: "Roma" serie televisiva donde personificó a Marcus Vipsanius Agrippa corriendo el año 2007.
Karl, es un personaje oscuro, dominante; individuo que en una época pasada tuvo relaciones con Karen, una Karen menor de edad que la llevó por el camino de la prostitución.
Su esposo, personificado en la figura de Brendan (Owen McDonnell: Conspiracy of Silence año 2003; "Mount Pleasant" serie televisiva 2011) representa el presente de Karen. La figura de Brendan es la del marido que sabe que ha existido algo turbio en su esposa pero no le importa. Su matrimonio es la fuerza de sustentación.
Ahondando un poco más en la figura de Karen, vemos en ella la persona que fue capaz de romper con su pasado, pasado alcohólico, prostituta de alto nivel, donde su vida parece ser la de una persona acomodada, feliz. ¿Lo fue realmente?
Y ya que estamos ahondando, Karl. Karl es la figura que detona una bomba en ese presente feliz donde vemos a una madre cariñosa; las necesidades de él difieren a las de ella. Ella ha escapado de ese pasado de prostitución y es bien recibida en la de Brendan, más, existen nexos con ese pasado que no ha podido deslindar completamente. Son esos los nexos, los que la mantienen atada a Karl.
Concluyendo.
Estamos ante un film irlandés de tinte dramático, donde vemos el trabajo de dirección por parte de P.J. Dillon muy bien llevado, pues si bien aborda la prostitución, no se muestra, solo hace alusión.
Se plasma muy bien la figura de Karl, el cual se hace pasar como un primo ante el esposo de ella.
Y la figura del esposo.. bueno, esta muy bien trabajada. Hay que verle la cara de Brendan cuando conoce a su esposa a partir del pseudónimo con la que se le conocía y la forma de reaccionar ante ese hecho.