Necesidad de ser

Fue como una bomba explotando en tu cabeza; sensaciones, emociones, sentimientos; el mundo, el que habías forjado, hizo eclosión.
Hasta ese instante, eras una olla a presión que esperaba el momento justo, un magma acumulado que buscaba la forma de liberar energía; todo en lo que creías, aquello que tenías por dado, de golpe se hizo trizas. Dejaste de ser Juan para convertirte en Margot.