Ne le dis à personne

“Ne le dis à personne” es un film francés que aborda temas como: la pedofilía, un edil rufián, asesinatos; lleno de suspenso Guillaume Canet, su Director ("La fidélité" año 2000; "Jeux d'enfants" año 2003) nos trae un film lleno de suspenso, intriga, crimen y porque no drama.
Aborda lo que sucede a Alexandre Beck, personaje interpretado por el actor François Cluzet ("Les petits mouchoirs" año 2010; “Mon père est femme de ménage” año  2011); un médico que durante ocho años vivió una pesadilla luego del asesinato de su esposa Margot Beck, interpretada por la actriz Marie-Josée Croze (“Un balcon sur la mer” año 2010; "Taking Lives" año 2004).

Es un film que nos adentra en el mundo de la pedofilia visto en la figura de Philippe Neuville, personaje interpretado por el actor y director del filme Guillaume Canet (“Le dernier vol” año 2009; “L'affaire Farewell” año 2009).
Philippe Neuville representa el hijo de un edil que tapa los trapos sucios de su hijo mediante asesinatos. Este último, el edil esta personificado en la figura de Gilbert Neuville, personaje interpretado por el actor Jean Rochefort (“Mr. Bean's Holiday” año 2007; “Il était une fois Jean-Sébastien Bach” año 2003: voz).

Analizando un poco más, éste film

Un film que aborda el amor que proviene desde la niñez, que cruza la etapa de la adolescencia y llega a la adultez; donde muestra sus aristas buenas  y malas; Alexandre y Margot. Dentro de ese contexto, aborda el adulterio visto en al figura de la finada esposa del médico. Tómese en cuenta que Margot tiene relaciones extra matrimoniales con el hijo del edil, en tanto el esposo pasa de congreso en congreso.

Aborda lo que sucede en la mente
de una persona cuando esta en estado en coma, sus consecuencias; el esposo, Alexandre. También aborda el punto de vista del padre de Margot, François Beck interpretado nuevamente por el director del film, Guillaume Canet.

Vemos en éste film que se rodó por el año 2006, que su director no sólo apostó a un film con una trama muy entrelazada, por momento compleja, sino que figuró como director y como actor por lo menos en dos papeles polémicos.
Quien haya seguido la línea actoral de éste actor que a la postre se convirtiera en Director, el actuar como Director y Actor al mismo tiempo se aprecia en filmes como “L'affaire Farewell” o mismo actuando en “Mon idole” en el año 2002.

En éste filme en cuestión, “Ne le dis à personne”  tanto el papel que desempeña como hijo de un edil mafioso como el de un capitán de la Gendarmerie, el padre de Margot. En cualesquiera de los dos papeles, hace de roles muy polémicos: en el primer caso, Philippe Neuville, es un pervertido sexual que abusa de menores de  edad, en contrapartida, cuando hace el papel de François Beck, es un padre, cuya carrera dentro de la Gendarmerìe se torna caótica por las salpicaduras que ocasiona el  edil, intentando tapar el modo de vida de su hijo pédófilo.
En medio e todo ello, esta el cuestionamiento de Alexandre Beck, que pasó buena parte de esos ocho años, luego del asesinato de Margot en estado de coma y no haber podido hacer nada por ella.
Este film posee muchas aristas que lo tornan interesante de ver. Es un film que tiene al espectaor durante casi hora y media de sus  dos horas que dura, en un suspenso constante, donde la adrenalina corre a travéz de toda su trama. Recomendable film por cierto.