Decidme tu


Decidme tu, insano ser,
ya que por vuestro penar
vuestro corazón sangrar
fracasando el absolver.


Es que, acaso abstener
o bien, no acaso agraciar
la razón de no afincar
vuestra razón de entender.


Os suena dulce acaecer
con frases sin anunciar
cuando, amor, al posar
no logra el enternecer.


O será, llanto al romper
aquello sin anunciar
si el amor, digne arribar
y olvidad el resolver.