Agridulce atavío



¿Qué esperáis de mi, dulce
dama de atuendo sin igual?
Si ante aquel que os ama si cual
fuere vuestro, vos no endulce.
Es que si acaso agridulce
os tornáis, vos en cerebral
os convertid, y sin moral
actuáis sin brindar el dulce.

¿Es que acaso vos no sabéis
de la luna cuando os llora
si acaso ésta, os denunciéis?
De mi amor ante vos debéis
cuando, por vos éste llora
más, no podéis ni conmovéis.