Episode 50


“Episode 50”. Así se titula el film que traigo para comentar; esencialmente se sustenta  en dos equipos de televisión de expertos en lo paranormal: un equipo de escépticos que busca desacreditar los mitos detrás de todo aquello que involucre “fantasmas”  y otro formado por los creyentes que buscan probar su existencia.
El tener que  trabajar en equipo por primera vez para un episodio especial, quienes los integren, han de conseguir más de lo que esperaban cuando hacen contacto con un espíritu de gran poder, debiéndose unirse. Para que eso acontezca, deberán dejar sus discrepancias a un lado para detenerlo antes de que destruya a todos.
Este film cuya fecha de estreno es Septiembre del corriente año en el Reino Unido fue dirigido por Joe y Tess Smalley. Joe fue Asistente de Dirección en “Just Another Story” en el 2003, en tanto Tess fue Asistente de Dirección en “The Stranger” año 1999.
Un film que aborda los denominados “Reality Shows” pero no como nos muestra la televisión sobre ello, sino como es por dentro cuando algo no sale como se esperaba. 


Dos grupos de investigadores de fenómenos paranormales, con sus técnicas distintas llamados a investigar una residencia que antaño era utilizada para tratar enfermos mentales, tuberculosis, y reclusos en general.
Para un grupo de investigadores a la hora de hablar de sus colegas, piensan que estos se autotitulan Investigadores de asuntos paranormales llegando a una casa a considerado que está embrujada.
La interpretación que se le da a algo como “sobrenatural” implica reconocer la existencia de algo que debe ser estudiado y  que dada su naturaleza, está más allá de las leyes de ésta.
Este grupo de investigadores en particular, prefieren usar el  término “paranormal” en contrapartida a “sobrenatural” pues para ellos, significaría que deben estudiar algo que la ciencia no puede explicar. Llevan adelante una investigación para desacreditar a los creyentes de lo “sobrenatural”.
Por otro lado aquel grupo de investigadores de asuntos paranormales a la hora de hablar de sus colegas prefieren utilizar el termino opuesto, o sea, “sobrenatural” por encima de “paranormal” dado que consideran la resolución de los problemas que no se pueden investigar racionalmente, si se puede hacer mediante la fe en Dios, en Jesús Cristo o como se quieran denominar.
Independientemente de que consideren la resolución de esos temas inexplicables sean por medio del uso de la ciencia o de la fe en el Señor, ambos grupos clasifican dichos fenómenos en cuatro categorías, a saber:
1- Residual. El fenómeno que es producto de la investigación, basa su existencia en un ente que no esta conciente, que no esta vivo  pero no lo sabe. Actúa sin interacción con los seres humanos, no existe contacto físico y es considerado “no peligroso”.

2- Inteligente. El fenómeno que es producto de la investigación, basa su existencia en un ente que está conciente. Interactúa con los seres humanos u objetos. Por lo general no son peligrosos.

3- Poltergeist. El fenómeno que es producto de la investigación, basa su existencia en un espiritú con un objetivo; es engañoso, puede hacer contacto físico con personas u objetos y su peligrosidad es considerada baja a moderada.

4- Inhumano. El fenómeno que es producto de la investigación, basa su existencia en un ente que no es humano. Nunca lo fue. Hace contacto físico con personas u objetos pudiendo interactuar con ellos con  el objetivo de posesión, mediante la mnipulación mental incluso llegar a dañar el cuerpo humano. Su peligrosidad para éstos casos esta catalogada como “extremadamente peligrosa”.

El 28 de mayo de 2011 dos equipos contrarios de investigación de dichos fenómenos fueron a un Asilo de locos en Virginia del Este a petición del dueño de dicha propiedad.
Los anfitriones del Reality Show esperaban desacreditar la historia y filmar el episodio número 50. Por el otro lado, el otro grupo, miembros de la Academia ASSC, fueron a demostrar  que los espíritus demoníacos habitaban una de las casas que se consideraba más embrujadas de todo el territorio estadounidense. Durante la filmación algo salió mal.
No  era una gran historia que iban a relatar sino una docena de éstas en definitiva. La historia del lugar data ante de principio de 1860 cuando el lugar lo convirtieron en un hospital  para atender a combatientes durante la guerra.
En el local existían tres zonas principales de actividad paranormal: el hospital principal donde murieron 5 vagabundos que se habían refugiado allí durante una tormenta de nieve; el de tuberculosos, donde asesinaron a dos adolescentes y el de máxima seguridad donde estaban los enfermos mentales recluidos.
De los cinco hombres que se  refugiaron durante la tormenta de nieve, tres días después fueron hallados muertos sin derramamiento de sangre, ni marcas en el cuerpo sino en los ojos. Estos, estaban abiertos y su cara congelada denotando una expresión que describieron como de puro terror.

Concluyendo. Dos grupos de investigadores con técnicas distintas que fueron invitados a pasar un fin de semana allí, deciden unirse dejando sus resquemores a un lado, pues la existencia de un ente inhumano habitaba por todo el lugar, matando por placer. El lugar era conocido como “La puerta del Infierno”. Hubo un momento en que el Acalde  ordeno declarar al Asilo y fuera del alcance de los seres humanos: Se cerró por ende, hasta que fue abierto a estos dos grupos dispares de investigadores  invitados por el dueño de la propiedad. Lo que sucedió, no fue emitido, es más repentinamente fue cerrado el show hasta el presente.
Dicha información quedó en manos del dueño del lugar y lo que relata en el film es lo acontecido con sus integrantes y lo que se filmó.