Nena.. ¡¡Noo..!!

–Yo no lo hice –Mencionaba en tanto la miraba; nos hallábamos separados por una mesa ratona. Detrás de mí había un sofá de 3 cuerpos y delante uno de 2– Te amo y te amaré siempre; talvez..


–..talvez.. –Por instantes quedé mudo y me tuve que sentar, en tanto ella, se mantenía de pie.. mirándome. El silencio..éste se tornó intenso, espeso–  Te amo y te lo seguiré haciendo por siempre, talvez..
–Vine porque necesito que me mires a los ojos.. –Se hallaba delante de mi separada por la mesa mencionada; me miraba fijo a los ojos y..– me digas la verdad por favor.
–.. por siempre, talvez.. –El eco de esa frase quedó trunca a causa de la interrupción por su parte. Bajé los ojos y saqué otro cigarrillo de la cajetilla que estaba sobre el vidrio de la mesita ratona; la volví a mirar al tiempo que lo encendía– talvez, cariño, puedas creer todo lo que veas en Internet; talvez..sentía que no merecía todo lo que tenía y..
–Vi la foto de la pistola y la ropa interior –Ella volvía a interrumpirme. Sentada delante de mí; un gesto que cambió como se apreciaba el ambiente. Bueno.. al menos como lo sentía. –¡¡Nuestro colchón..!!
–¡¡Nuestro colchón.!! –Sus palabras me sonaban lejanas y el contenido de sus frases se perdían en ese vacío que moraba dentro de mi– ¿Cuántas chicas fueron? ¿16, 15?
–..nuestro colchón.. –Esa frase, actuó como cortocircuito a tierra. Mire hacia el costado, había 2 hombres sobre la pared, lindera a la entrada– por favor nena, ¡¡tengo miedo!!



–Todo éste tiempo me has mentido, me has.. –Mencionaba esas palabras en tanto se levantaba, reacomodando su cartera sobre el hombro izquierdo y.. – ¿Qué te hice? ¿Qué te hice para merecer eso?
–Por favor nena.. ¡tengo miedo! –No terminaba de pronunciar esas palabras cuando éstos, los guardias, se colocaban detrás de mí–.. tengo miedo..  
–..tengo miedo –Se hizo un silencio, que acalló lo que quedaba de la frase; en tanto uno de ellos me tomaba por el brazo izquierdo haciéndome levantar.
–..no volveré a verte más –Cuando ello sucedía, ella dejaba el anillo de compromiso sobre la mesita en tanto me colocaban los grilletes en las muñecas. Las lágrimas querían brotar pero se mantenían enhiestas, las de ella, no por mi parte.
–¡¡ Nena..!! –Giraba la cabeza para verla partir al tiempo que me llevaban para dentro– ..tengo miedo..
–¡¡Noo!!..–Me llevaban a rastras; ella por un instante se detuvo manteniéndose de espalda para posteriormente retomar sus pasos, ya, para no volver a verme de nuevo. – .. tengo miedo..

– .. tengo miedo..–Frases que se perdían con el eco de sus tacos alejándose.

Vestimenta discordante

Tu característica, es ser un sastre;
¿es qué no os dais cuenta?

Haz.. de vestimenta
un desecho; distorsionando esencia,
causando una hedienta
hambruna.

Ayuna
que os suscita renta,
apreciada, pero sin vuestra  anuencia.
Sin audiencia.. cuenta
como ésta, una afrenta,
cual gestora de una aciaga caricia
aspira, he intenta,
ser una.

Alguna,
que sere sedienta
por reprimir, cual discordante afluencia,
lo que no esta en venta.

¿Sabéis que os  imprenta
cierta característica de arrastre?


The Resident


La  película que hoy traigo para comentar se llama “The Resident”; film que viene de la mano de quien dirigiere y escribiere el guión de "Bioterror” cuando corría el año 1999, Antti Jokinen. Jokinen, oriundo de Finlandia saltó a la filmografía como: Equipo misceláneo, Departamento de Arte, Director, Productor, Guionista, Editor, Ayudante de dirección, Departamento de Edición entre otras.  En cuando al tema que aborda “The Resident, una mujer separada, doctora de profesión que vive en New York,  aborda el acoso psíquico y físico por parte de quien le alquila un Departamento (Piso).
Es un tema trillado el que hace el rol de Juliet Devereau, la actriz que hiciera en su momento de  Amelia Earhart  recreando la vida de la primera mujer piloto que cruzara el Océano Pacífico en los preámbulos del ataque japonés en la Segunda Guerra Mundial, el film del mismo nombre “Amelia” corriendo el año 2009, estoy hablando de Hilary Swank.  


Es un tema trillado el que hace el rol de Juliet Devereau, la actriz que hiciera en su momento de  Amelia Earhart  recreando la vida de la primera mujer piloto que cruzara el Océano Pacífico en los preámbulos del ataque japonés en la Segunda Guerra Mundial, el film del mismo nombre “Amelia” corriendo el año 2009, estoy hablando de Hilary Swank. 
 
“The Resident” lo acompaña entre otras figuras actorales  quien hace el rol de Max en el mismo; actor que interpretase a Denny Duquette en una serie televisiva de 24 episodios denominada "Grey's Anatomy" durante el período comprendido entre el 2006 al 2009, el actor Jeffrey Dean Morgan.
Max, representa al dueño de un Condominio que esta incondiciones deprobables; un personaje que siente una fuerte atracción hacia Juliet a partir de cuando ésta, se muda allí. Hijo de August.
Asimismo, como figuras actorales tenemos quien desempeña el papel de August; actor que interpretase al Cardinal D'Ambroise en "Season of the Witch" corriendo el año 2011, el actor Christopher Lee. August, por su parte, es una persona anciana que esta bajo el cuidado de Max.
Luego nos encontramos con otros personajes que por estar en la película no son menos importantes, aunque no tanto a mi juicio, como los mencionados precedentemente.
Jack. El actor que desempeña éste rol, en la actualidad está en una pre-producción sobre la historia de Lincoln a estrenarse estimativamente el año que viene,  también se encuentra en una post-producción sobre La saga crepúsculo: Amanecer (Parte II). Jack lo desempeña el actor Lee Pace. Hace el papel del marido de Juliet, divorciado.
Sydney. La actriz que desempeña este rol, en la actualidad esta actuando en la serie televisiva  de 16 episodios llamada “The Mentalist”  desempeñando el rol de Madeleine Hightower. Sydney; la desempeña la actriz Aunjanue Ellis. En “The Resident”, Sydney desempeña el rol de una nurse, amiga de Juliet, que siempre está con ella.
Es digno de profundizar el rol de Max, un hombre soltero que optó por no casarse para atender a su anciano padre, donde una vez que éste fallezca sería dueño de un edificio completo de apartamentos (pisos), donde la atracción por una mujer como Juliet, jóven, que se cree a salvo por alquilar un piso en los suburbios de New York por 200 y algo de dólares por mes lo lleva por caminos que no se animaría solo. La figura de Juliet hace de catalizador.
Por otro lado cabe mencionar a Juliet, Hilary Swank, una mujer que siente invadida su privacidad cuando descubre lo que Max hace cuando la droga. Asesorada por un técnico coloca en todo el lugar un sistema de vigilancia muy moderno con el cual descubre a Max acostado al lado de ella acariciándola, estando ella dopada.
Estando en carácter de profundizar roles, no es menos el de August, el padre de Max. Bueno, teniendo de actor a Christopher Lee ¿qué se puede esperar?


August, un anciano que ve todo, que siempre esta solo, que ve bien el advenimiento de la nueva inquilina.
Fue filmada por Albuquerque Studios, New Mexico. Un film donde su Director aborda su primer largometraje sin pena ni gloria y donde vemos a una Hilary Swank desempeñando un papel que no está a la altura de ella. Para su desgracia, no se luce como en Million Dollar Baby en el 2004.

Flashes de vida

–Nena, hablé con ellos y no creo que puedan venir –El, estaba de pie apoyado a la baranda de la terraza, la que daba hacia la playa. La miraba, en tanto encendía un pitillo.
–Para ser tu compromiso de boda –Ella, vestía una bata de dormir turquesa; hacía unos minutos que se habían despertado no sin antes  haber hecho el amor, ¡¡nuevamente!!– ¿no crees que es raro que aún no haya conocido a tu familia?
–Bueno, somos una familia extraña –Unos graznidos le llamaron la atención, dándose vuelta por ende; unos pelícanos acababan de remontar vuelo, allá a lo lejos, sobre la arena mojada.
–¿Te pasa algo? –Arreglándose la bata se acercó a él, la terraza; una mañana que hacía auspiciar terminaría en un buen día. Ella se acurrucó entre sus brazos y pecho– Pensaba hacer un test para nuestros invitados; así, saber cuanto nos conocen.
–No importa que bien nos conozcan otros.. –En tanto, él pronunciaba esas palabras, ella, le arrebataba lo que quedaba del pitillo volcando su mirada hacia el horizonte, donde el mar se da la mano con la arena– sino que tan bien nos conocemos nosotros, ¿cierto?
Interludio
Llovía. Siendo noche tarde comenzó jugando a la ruleta gastando dinero como si éste, lloviese del cielo, un rato más tarde, ya saliendo del lugar se internó en un callejón; fue cuando la vio, no a su prometida, sino a una compañera del Universitario.
–¿Qué te pasó? –Ana pasaba por el lugar justo en el instante que él lo hacía hacia el callejón, con el saco del traje en la mano y parte de la camisa fuera del pantalón. –Hoy hubo examen y hace tiempo que no vas.
–… examen y hace tiempo que no vas – El eco de esas palabras no terminaron de caer cuando él, apretándola contra la pared, la asió de la mano he intentó..
–No importa, te tengo a ti –Aferrándose  de las manos de ella, intentó darle un beso en la boca pero en el forcejeo no pudo; el olor del alcohol inundaba las fosas nasales de Ana por ese entonces.
–Lo siento amigo.. –Luego de luchar contra él, logró al final zafarse– me lastimas, ¿pero qué te pasa?
–… qué te pasa? – Mirándolo con desprecio de arriba y abajo– ¿qué dirá tu novia cuando descubra..?
–¿Qué dices? –Esas palabras actuando de catalizador, hizo que la tomase de sus brazos inmovilizándola –¿Me estás amenazando?
–… ¿Me estás amenazando? – Ana logró a duras cuestas escaparse de él, no sin antes recibir un cachetazo que casi la hace caer al suelo. Aún así, ella logró levantarse y alejarse.
Parado como sin importarle nada, él encendió un pitillo, y con el final de la primera bocanada vio la silueta de ella doblar la esquina.
En el momento  actual.
–Nena, hablé con ellos y no creo que puedan venir –El, estaba de pie apoyado a la baranda de la terraza, la que daba hacia la playa. La miraba, en tanto encendía un pitillo.
–Para ser tu compromiso de boda –Ella, vestía…

Noo... sigue...


–¿Qué buscáis en mi excitante caballero de belleza sin igual, cual fuere la hermosura de la brisa otoñal? –Ella estaba recostada sobre la mesada, pasándome sus brazos sobre mi cuello– ¿Es que acaso no os veis vos en mi alma?

–Si fuere agua, la que acaricia la lava, tú, serías ello –La tenía asida de la cintura– el fuego que cava en lo profundo del ser, ese, que quema bien dentro gesta esa necesidad de ti.
–Siénteme, ruégame, búscame, ámame. –Como brazas atizadas, así el desliz de un dedo sobre el
cuello entramando una hoguera de danza asentada; cual roce de un incauto muslo sobre el otro urdía cierta caricia insolente, una cereza libada saboreada cual un manjar soñado.–.. ¿si..?

–...¡¡humm..!!

Soul Surfer

“Soul Surfer” un film de Sean McNamara. Aborda la historia real de una juvenil surfista hawaiana que se enfrentó a una de las adversidades que deben sortear cualquier amante de éste género deportivo, el surfeo.
Nacida en Hawai, hija de padres surfistas corre por su sangre agua salada; según ella, el hogar es donde yace el corazón. Para muchos eso consistiría en 4 paredes y un tapete, pero para ella.. es el océano, con el calor del sol sobre su piel.
Su familia estuvo siempre conformada por su padre Tom (Dennis Quaid) y Cherry (Helen Hunt); no fue hija única, tuvo 2 hermano: Noah (Ross Thomas) y Tim (Chris Brochu).
Su mejor amiga ha sido siempre Alana (Lorraine Nicholson). Con ellos se crió, es más, aprendió a estar encima de una tabla de surf al tiempo que gateaba.
Sus padres, la motivaban. Se  puede decir que su infancia ha sido feliz, producto una familia muy unida.
Ya, con apenas 8 años de edad ganó su primera competencia de surf. Tanto, Alana como Bethany pasaban más tiempo mojadas que secas, tan así, que su madre Cherry siempre decía que ambas eran dos sirenas. Desde que montó su primera ola en la Isla de Mauí, supo que quería dedicarse a ello, el surf, como una forma de vida ya que ello siempre ha sido una pasión.
Desde pequeña ha tenido la fortuna de tener padres que la apoyaban y alentaban. Tom, su padre, siempre le hacía mención de que la vida es una aventura; a veces te revuelca, terminando uno en la arena.Toda la familia Hamilton ha sido siempre bien vista y querida; éstos se radicaban en Mauí, una de las islas que componen el archipiélago hawaiano. Fue así que ella creció feliz en ese entorno, disfrutando del océano, sus amigos y su familia. Sus mejores amigos han sido la familia Blanchard.  Estos últimos, estaban compuestos por Holt (Kevin Sorbo), el padre de Alana, su esposa que si bien en éste film se hace referencia de ella, no aparece como una figura que tenga peso dentro del film. De ese matrimonio sale a luz Alana que se crió como una hija adoptada por los Hamilton.
El estar dentro de los Hamilton como de los Blanchard, a todos efectos para ambas familias ha sido siempre lo mismo. Religiosos como eran, dentro de una comunidad de por si pequeña, iban siempre una vez a la semana al Templo donde residía la Ministra de Asuntos Juveniles ante Dios, Sarah Hill (Carrie Underwood).
Esta última, Sarah, poseía su influencia dentro de la Comunidad ahí en Maui, es más tenía bien vista a Bethany. Llegaron a ir a Ciudad de México, cuando el gran terremoto que asoló la capital azteca, sólo que Bethany, no fue. Estaba patrocinada para el campeonato juvenil de surf por Tim Curl.
De Sarah Hill, aprendió a ver las cosas con otra perspectiva: por ejemplo, un día, le mostraba a quienes ella tenía a cargo una serie de fotografías tomadas de muy de cerca y les preguntaba que veían en ella. Unos decían una cosa, otros algo completamente disímil. Cuando alejaba la imagen, Sarah, les mostraba que eso era el ojo de una mosca. Tan así que por ejemplo, lo que sería una nuez, se les antojó un cerebro humano. 
Con ello, quería hacerles entender lo difícil que es ver las cosas cuando están ve las cosas desde muy cerca. Que hay que tomar cierta distancia, para observarlas con perspectiva; lo mismo sucede en la vida. Si se esta lidiando con algo que parece difícil, o no tiene mucho sentido, se debe hacer cambio de ella.
Así como siempre estuvo rodeada de amigos y cariño, también lo estuvo de envidia. El caso más notorio ha sido siempre de su competidora más tenáz, Malina Birch (Sonya Balmores).
El 31 de octubre del 2003, Hamilton fue a surfear en la mañana en una playa de Kauai con sus amigos, Alana, Byron y Holt Blanchard. Alrededor de las 7:10 a.m., a unos 300 metros de la costa, estaba acostada en su tabla con su brazo izquierdo colgando en el agua, cuando un tiburón tigre la atacó, arrancándole su brazo izquierdo justo abajo del hombro. Sus amigos la ayudaron a volver a la playa.
Habiéndose desangrado casi por completo mantuvo una compostura que asombró a más de uno, no sólo a sus padres, Tom (Dennis Quaid) tanto como Cherry, sino al doctor que lo atendió desde que nació. Su fuerza de voluntad, su lucha por salir adelante fue apoyada por toda su familia. Su padre cuando la vio en ese estado prácticamente comenzó a llorar, y Bethany aún en el Hospital de la Comunidad, lo calmaba y tranquilizaba.
En poco tiempo, luego del ataque que le quitase el brazo, Bethany comenzó a surfear: el apoyo familiar, el amor por la familia en general, aunado al espíritu luchador de Bethany hizo ello posible. Pero no fue un simple surfeo, enseguida que adquiriese fuerza, se anotó al campeonato nacional de Surf.
Concluyendo.
Un film donde denota el valor de la fé, la voluntad ante la adversidad, la lucha por la vida, hacen de éste film uno de los mejores que he visto. El trabajo de cámara, los enfoques de primer plano, el elentecer ciertas tomas cuando el film lo ameritaba, las escenas de surfeo acompañado de las vistas de Hawai hacen de éste film uno de los mejores que he visto.
Bethany realizó su sueño de convertirse en surfista profesional; ganó el quinto lugar en la Competencia Nacional de Surf. Al año siguiente, tuvo el primer lugar en el Campeonato Nacional de la NSSA.
Fue a Tailandia con Word Visión para ayudar a la la recuperación que ocasionó el tsunami que devastó Asia. Luego visitó las topas americanas en la Base Ramstein sita en Alemania dando fuerza a soldados combatientes lisiados. Ganó el premio ESPY al “Mejor retorno del Año”.
Por su parte Alana, su mejor amiga, también terminó convirtiéndose en una surfista profesional.
Su entrenador, Rusell Lewis la acompaño desde que tenía 8 años de edad y nunca la dejó, aún, luego de la amputación del brazo.