Si tan solo fueras..

Si tú fueras fuego
yo sería el agua que te calmaría.


Si, lo recuerdo. Estábamos en la cocina, vos queriendo preparar algo para cenar y no te salía; estabas molesta por ello, refunfuñabas.



Cual la lava crea un río, así tu diatriba;
en desplazamiento lastimero
golpeando como fusta
donde dolería.


Vos querías guardar en tus pupilas.. ese instante. Instante, que te bese por vez primera y vos suspiraste entregándote por ende al amor. Pero no podías con tu condición, lo que hacia de vos algo difícil de controlar. Recuerdo aún hoy, y me duele como eras: caprichosa, insidiosa, pero había algo dentro de ti.. no sabría explicarlo pero.. no hacia caso a tus entredichos de niña malcriada.



De ti, comería
si de vos parte un "entrego"
lleno total sin freno ni pero.
De ardor y deseo me alimentaría.


Como queriendo fijarme en mis pupilas, al abrir los ojos pudiste ver con mi mirada, lo que entre nosotros se incubaba. Fue ese instante fugaz, cuando no te salía lo que pretendías como cena, que te tome por la cintura, te subí a la mesada y te besé. Quedaste sin habla. Fue cuando me correspondiste.

Si por una noche, la luna hablaría
y las estrellas cual el lucero
Consintiere tal "entrego"
de ti, sorbería.


Mi mirada que siendo tuya te miraba. ¿Te acuerdas? ¡¡Humm..!! Si que humm.




Allí moriría;
por ese, cual fuere "entrego"
se diere así, sin más.. como entero.
Cual lava crea un río, a ti me daría.


Ahora desnudo, recostado contra la cabecera de mi cama, contemplo el espejo de mi soledad mientras oigo avanzar uno tras otro los hermosos cuartetos de Beethoven. Entre almohadones bermellón y mullido azul marino, veo el cuerpo tuyo, miro el cabello cubriéndote los hombros mojados por la luz de la mañana; observo la imagen en reposo de tu cuerpo; la extensión torneada de tus piernas.. esa piel transpirando a goterones, ese, tu deseo. Por la ventana abierta, el calor seco y veraniego se filtra en susurros de la calle donde nadie transita el domingo en que te aguardo.


Yo sería el agua, que te calmaría
si tú fueras fuego.