Priest

Hoy tengo para comentar una película que posee fecha de inauguración en España en mayo del corriente año. Priest, así se titula el film dirigido por Scott Charles Stewart, es una critica a los canones impartidos por la Iglesia.
Su temática si bien es apocalíptica, juzga el alma del ser humano donde se explotan nuestros miedos más recónditos que bien pueden ser impuestos de antaño, cuando la Iglesia como Institución reinaba en el medioevo. Miedos que por otro lado nacen del desconocimiento reinante sobre enfermedades que ésta tapaba para provecho propio.
Este film trata la relación existente entre hombres y vampiros. Desde que el hombre es hombre ambos se han encerrados en conflictos. Dos razas. Una destruyendo a la otra y en el ínterin el mundo cual siempre ha sido conocido. 




En éste film de acuerdo a la óptica de su Director en esencia aborda la antropofagia, la necesidad de reinado, la subsistencia. Pero es lo que somos. Su temática si bien es fantasiosa aborda aspectos internos de nosotros como clase dominante.
La historia que se nos relata aborda temas sobre la extinción de la raza humana, el nacimiento de los héroes y como nacen.


Mucho de éste film me recordó aspectos que abordaba “Legión de Angeles”, una tierra desolada, donde la hambruna era cosa de todos los días, clanes formados de la necesidad de ser.
Un film que aborda la similitud entre la política clerical y la necesidad intrínseca de esa nueva raza, los vampiros como contraparte de las normas establecidas.


Uno, la casta dominante clerical, dice: “Debe entender algo cura. La santidad de estas paredes es absoluta. Los habitantes de ésta ciudad tienen una fé sin cuestionamientos sobre la capacidad de la Iglesia de mantenerlos a salvo. Usted no dudará de esa Fé ¿o sí?”
Una Iglesia que considera la vida de sufrimiento y sacrificio es una purga para que el alma ascienda más limpia de lo que estaba  antes de nacer el ser humano. 


El otro, los vampiros en contraparte, que buscan liberarse de esa vida de sufrimiento y sacrificio y no quieren que nadie les digan que cada deseo que tienen sea un pecado.
Este film es una crítica a la Iglesia cuando dice que los ojos son las ventanas del alma.
Dado que los vampiros evolucionaron sin ojos, ante la vista de la Iglesia, éste sería una criatura desalmada y por lo tanto proclive a ser erradicados. Por cierto es el cuestionamiento por esencia sobre la naturaleza humana, utilizando el artilugio de vampiros versus humanos.



En esta versión del Apocalipsis según Scott Charles Stewart resaltan las visiones sobre un mundo alienígeno en la Tierra, un mundo desolado donde la lucha fue tan  feroz, que ante la inminente extinción de la raza humana nació una nueva arma: los curas. Guerreros extraordinarios, con poderes supraterrenales que enfrentaron a los vampiros en combate. 

Temiendo el poder que éstos crearon los Dirigentes de la Iglesia  ordenaron a los curas a expandirse e integrarse a la nueva Sociedad donde el poder de la Iglesia era sagrado.



Lo del mundo alienígeno se manifiesta en los lugares donde estos fueron erradicados: las llamadas reservas. Ese mundo me hizo acordar Alien, en cualquiera de sus  versiones. También se ve manifiesto en un tren cuyo cometido es llegar a las ciudades y descargar un sinnúmero de estos seres ávidos por sangre humana. Lo que se ve dentro de ese tren, es digno de “Alien, el Octavo pasajero”
Ver esta película en la modalidad 3D les puede resultar toda una experiencia.