Glenn, the flying robot

“Glenn” es un filme futurista donde la raza humana convive con robots domésticos que estan destinados a ayudar en aquellas tareas que por su uso habitual favorece las tareas más reiterativas como ser: manejar taxis, acompañar al individuo que no puede realizarlas, en fin.. un sin-número de aplicaciones. Este film esta dirigido por Marc Goldsteinel y el mismo fue filmado en Bélgica.
Cuenta la historia de Glenn, un robot diseñado para hacer las tareas de la casa, el cual forma parte del concepto de que al final del día tiene sería como si el sueño del Jardín del Eden estuviere a nuestro alcance.
Nos relata Allan Barre, Director del Departamento de Nuevas Tecnologías, personaje interpretado por el actor Geoffrey Carey, como nació la idea.



Dos años atrás su abuela comenzó a perder la vista, a causa de ello, lo único que quería era quedarse en su casa.
Alan pensó adaptar uno de sus modelos robóticas para que desempeñase las tareas que su abuela ya no podía, y a partir de ahí nació ese proyecto que dos años después se tornó realidad y al alcance de todos, claro, pagando por supuesto.

La inserción de chips de personalidad dentro de éstos, permitió un escalón en la robótica, lo que hizo ver el futuro del hombre más necesitado de dichos implementos haciendo el trabajo que antiguamente era propio de la raza humana.
La historia de Glenn y sus contrapartes humanas se centran en como interpreta un robot las conductas humanas, los celos profesionales, el amor por una mujer entre dos pianistas talentosos, otrora amigos, que a causa de dicho amor compiten tanto profesionalmente como personalmente.

Uno de tendencia más abierta, Henry representado por el actor Dominic Gould y el otro más introvertido, Jack, representado por el actor Billy Boyd.
El efecto del chip de personalidad inserto en Glenn conlleva descubrir una faceta oscura del robot, tan así que es imitante a la del humano.
Jack, alcohólico y con un enojo muy grande hacia su padre y porque no quien fuere su amigo Henry lo lleva por caminos muy oscuros sintiéndose un inválido. Henry le había roto la mano en un ataque de celos, pues salía con su prometida.

Jack fue dejando lo que más amaba para vivir solitario, había dejado de componer música pero Glenn, lo fue insertando en el terreno musical al tiempo que iba aprendiendo cada parte de la música de éste. Henry por su parte se convirtió en un pianista talentoso casado con quien fuera amante de Jack.


Estando alcoholizado Jack le confiesa a Glen que le haría a Henry, despertando en el robot un ansia asesina si no tocaba cierta partitura en determinado plazo. Esto último se dio estando Jack fuera de la casa y con un revolver presto para ser disparado por él en la cien.

Glenn es una película que mediante robots el humano trata de liberar aquello que posee oculto y que por la Sociedad  en que éste vive, no se le permite expresarse abiertamente, como es, el asesinar por pasión por ejemplo.
La pregunta verdadera se centrara si el hombre necesitará cada vez más robots o serán éstos, que se pregunten si necesitarán del hombre para su existencia. 

Eso parece porque parece que siempre necesitan a alguien a quien imitar. Desperdiciado está, Gérard Depardieu actuando como reportero de televisión.