Utópicas ilusones


Bueno mujer no invites de esa manera que uno no es de piedra. Ya se que es ahí donde nacen los sueños, las más inverosímiles utopías, los amores desterrados y los nacientes pero no me lo publiques por favor.
Se que siempre fui un desposeído físico e intelectual cual fuere andrajoso. Y vos todavía me venís a decir que ahí duermen ilusiones de cada uno y cuando la soledad invade el universo.
Mi ilusión sería tener plata para acercar la luna a tus pies y susurrarte: ¿Cuándo me vas a convidar con alfajores? ¡Heee!!
-Que te guste lo que veas, te espero ven, que aquí tu poesía tus sueños tu bohemia y quizás tu soledad, tendrán cabida en el corazón de cada poeta. -¡Humm!! Prefiero estar en el corazón de una de esas damiselas que permitiera, cual conducta abdicativa una mano en audaz abstinencia..