Sanctum

La película que tengo para comentar se titula “Sanctum” cuyo director es Alister Grierson; un film ambientado en Papua, Nueva Guinea. Cuando escuche hablar del mismo me imaginé que sería como “Cave” película de los años 2005 que trataba de una expedición a una caverna situado en un monasterio tibetano. La trama de la misma se basaba en seres que vivían en la eterna oscuridad de las profundidades, una película de terror.
Sanctum por el contrario trata de la supervivencia, de lo que puede llegar el ser humano ante las adversidades de la Madre Naturaleza, como ser un ciclón que se abate sobre ellos.




Trata de lo que tienen que hacer para sobrevivir ante tal hecatombe de la naturaleza, el comportamiento ante las dificultades que se les plantea como ser cuando uno se asusta estando sumergido o falta de descompresión.
Es bien sabido que estando a grandes profundidades el efecto del tiempo de exposición bajo el agua y como afecta el organismo.  

En ésta película no falta para nada los efectos de cámaras que son bien conocidos, máxime proveniendo de James Cameron.
Hablamos de exploraciones de cuevas subterráneas donde el submarinismo es primordial; cuando los accidentes se suceden costando la vida y como reaccionan los demás integrantes del grupo expedicionario.

La necesidad de tener que llegar a ahogar a un compañero por la supervivencia del grupo ya que hacia arriba no pueden ir a causa de la gran tormenta que sobre ellos se les abate. Los efectos de cámaras cuando se debe sacrificar una vida que por un percance se debe hacer si o si, lo que se demuestra en las caras de de lo sicarios, que ven a un compañero de años que compartió parte de su vida en esas exploraciones de cuevas, es notable. Los primeros planos son brillantes.

Esta es una película que esta para ser estrenada en Europa ahora, en febrero del corriente año, donde lo visual se destaca así como la música que acompaña las distintas situaciones que se ven inmersos.

Recomendable film por cierto, donde lo humano prevalece y se ve expresado en distintas formas según sea la calamidad que deban afrontar, los miedos ante los espacios confinados, etc.



Indiscutiblemente muestra el espíritu humano, emociones, ofuscación, temor a lo desconocido.

Uno queda preguntándose sobre todos esos  individuos que poseen ese espíritu tan particular para llevar  adelante una vida nómada  y que lo más importante para ellos es la sensación de descubrir algo nuevo, sobre aquellos que habrán muerto tanto en cuevas de similar tenor o situaciones semejantes, aunque no sea bajo el agua.