La soledad de los números primos

La película que traigo como propuesta se denomina “La soledad de los números primos” cuya temática aborda al ser humano como seres individuales con sus características que lo hacen único. El título de éste film dirigido por Saverio Costanzo explora al ser humano no como un ser social, sino que investiga y profundiza las causas de la individualidad del mismo, sus motivos como sus consecuencias.
Seres retraídos que no se sienten solitarios pues su vida interna es por el contrario muy rica.
Entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad.  


La trama
Se desplaza en tiempo desde 1984 donde los personajes son niños, 1991 ya adolescentes y 2001, adultos. Tres familias con sus temáticas propias y los comportamientos de sus integrantes.
Es notorio la separación en tiempo de las situaciones que se gestan y como con el transcurrir del tiempo se entrelazan para unificar lo que originalmente estuviere separado.  La  familia de Matías, la de Alicia y la de Viola Val.



Las familias
Por un lado tenemos a la familia Balossino conformado por Matías, Michela como hijos del matrimonio y sus padres Pietro y Elena.
Por otro tenemos a Alicia como hija única del matrimonio compuesto por Humberto y Adele. Por último, tenemos a la familia Val representado por Viola.

 El entramado
Se da en tres partes, la primera data de 1984 cunado son  niños. Matías, demuestra ser un ser solitario pero con el don de las ciencias; todo lo que no puede decir a los demás, la ciencia le dice como debe resolver las situaciones. Se autoflagela cortándose los brazos.  Michela, su hermana gemela es minusválida condición que la lleva a un juzgamiento por parte de sus congéneres, entre sus problemas está el gritar aparentemente sin razón asustando a sus compañeros. 

Ambos seres son únicos como los números primos, uno tiende a la ciencia en tanto la otra no es de muchas luces.
Por esa época tenemos a Alicia que siendo niña se asusta de los dibujos animados que pasan por televisión; posee unos padres gruñones donde la figura paterna es rígida y la materna deja correr.
La segunda parte se da en 1991, ya adolescentes, encontramos a un Matías callado, tímido en buena medida, pero con una inteligencia que más adelante lo catapultaría a Alemania, considerando ese país europeo la meca para los intelectuales científicos.


Es época donde la humillación es moneda corriente, más por temor hacia ese ser desconocido que lo conocido.  Es en ésta época que conoce a Alicia pero lo que en principio era un mero mirar, con el transcurso del tiempo, ya adultos Alicia le ayuda a destrabar su gran dilema: el fallecimiento de su hermana que mantuvo en secreto sus sentimientos desde pequeño.



Cuando pequeña Alicia tenía todo para ganar, una familia que lo apoyaba, amigos que la incentivaban; se perfilaba como ganadora de sky sobre hielo hasta qe tuvo un accidente que la marcó para  siempre. También se da una era de cambios en la década de los 90, aparece en escena Viola. Una muchacha abierta rodeada de amigas, lo opuesto a éstos primeros. 


 Epoca de exploración donde encontramos a una Viola conocedora de los gustos sexuales de los adolescentes y que no posee pudor en besar en una tienda a Alicia, luego de haberla humillada. Aquí la trama comienza a confluir en un sentido, donde Matías es abordado por Alicia más impulsado por Viola que por ella misma. Lo que parecía imposible se convierte en real; surge una amistad entre éstos.




La tercera parte se da corriendo el año 2001. Alicia es fotógrafa y debe cubrir el casamiento de Viola, por lo cual invita a Matias. La relación entre los padres de ambas familias es de mutuo conocimiento. Siendo adolescente Alicia frecuentaba a Matias descubriendo ya adulta el origen del silencio de éste: el fallecimiento de su hermana gemela Michela cuando va a su casa para que lo acompañe al casamiento de Viola.

 


También descubre que éste se va a Alemania cosa que hasta el momento mantuvo en secreto.
Micaela falleció cuando Matías siendo un niño de apenas ocho años la dejo sola a la intemperie en medio de una ventisca invernal. Era el día en que había sido invitado a un cumpleaños de uno de sus compañeros de clase. Con esa culpa vivió sus años hasta ya adulto, culpa que fue exorcizada en su momento por Alicia.



Personajes intervinientes.                                      
Matías interpretado por el actor Tommaso Neri siendo niño; por Vittorio Lomartire siendo adolescente y Luca Marinelli ya adulto.
Michela interpretado por la actriz Giorgia Picio siendo niña.
Alicia interpretada por la actriz Martina Albano siendo niña; Arianna Nastro siendo adolescente y Alba Rohrwacher siendo adulta.
Viola Val interpretada por la actriz Aurora Ruffino