Georgia O'Keeffe

Este film que traigo hoy para comentar trata sobre la historia de dos grandes artistas de su época, el señor Alfred  Stieglitz y Georgia O’Keefffe, el primero, se convirtió luego de su muerte en uno de los fotógrafos contemporáneos mas grandes de los Estados Unidos, la segunda, Georgia, la mejor artista plástica de la historia a causa de sus pinturas cuyos temas estaban basados en la naturaleza muerta. Estoy hablando de la biografía de éste matrimonio cuyo comportamiento rompía los cánones de la época.
El director de este film que recrea precisamente la biografía de Georgia y su pasado con Alfred es Bob Balaban y posee como guionista a Michael Cristofer; fue estrenada por agosto del 2010 en España.

Georgia O’Keeffe interpretada por la actriz Joan Allen no confiaba en las palabras ya que no se llevaba bien con ellas. Consideraba que un pintor que use éstas es como un bebé que intenta caminar; lo mejor, es que el cuadro hable por si mismo.
Lo que le haya sucedido en el pasado y la forma en que se dio no le incumbe a nadie más que a ella.



Deben mirar los cuadros y ver en ellos lo que puedan percibir, ya que es lo único que tienen derecho a ver.
La visión de los demás nunca será tan buena como la propia ya que hay que vivir y morir con ella pues es lo único que tenemos; si la perdemos, se pierde la esencia.
Conoció a Alfred Stieglitz quien para la ocasión es interpretado por el actor Jeremy Irons; corriendo al año 1918 cuando arribó a la Galería 921 de la ciudad de Nueva York vio sus cuadros expuestos en fotografías cosa por la que le pide los quite pues son sus dibujos y él, no le pidió autorización para exponerlos.


-¿Tiene idea de lo que ha hecho en éstos cuadros? – Alfred le cuestiona a lo que ella le responde “Claro que si, ¿acaso cree que soy idiota?”
Alfred Stiegitz los había colgado junto a los mejores artistas de ésa o de cualquier otra época: Picasso,, Matisse, Dove, Hartley , Braque, Cesanne y lo hizo porque en las obras de Georgia vio el mismo talento intuitivo, irracional, inconciente e ingenuo de donde emerge la verdadera creatividad, masculina o femenina.
Se dice que en cada cuadro uno recuerda toda su vida, no sólo una flor o un pedazo de hueso o de cielo, es lo que se ve cuando el trabajo de un pintor esta terminado; al principio cuando estás frente a un lienzo vacío uno ve reflejada toda su vida. Eso es lo que aprendió el Sr Stieglitz gracias a él o a pesar de si mismo.
En principio compartieron un departamento que le pertenecía a su sobrina Elizabeth, lugar que Alfred iba esporádicamente para hacer determinados trabajos, entre ellos el revelado de fotos.
Fue en ese lugar que le sacó la primera foto a Georgia, que se consideraba fea porque desde pequeña su madre la llevaba un cuarto trasero cuando arribaban visitas a su casa.

Alfred presenta a Georgia al público por vez primera en la Galería de la cual era dueño mostrando sus trabajos, es ahí que conoce a quien se convirtiera en sus mejores amigas: Mabel Dodge Stern interpretada por la actriz Tyne Daly y Beck Strand  (Becca para sus amigos íntimos) interpretada por la actriz Linda Emond.
Sus caracteres son concordantes. Mabel: “Mírate, una monja, un monaguillo y una virgen en una orgía, ¡es fantástico! Y los zapatos prométeme que nunca me dirás donde los compraste”
Georgia: “Claro si usted me promete contarme de donde viene
Mabel Dodge Stern se había casado tres veces, coleccionaba esposos y consideró en ese primer encuentro a Georgia como el nuevo entretenimiento de Alfred Stieglitz; éste cambia de amantes como quien lo hace de camisas.

 

Georgia se enamora y besa por vez primera a Alfred cuando nevaba estando en al calle quemando lienzos porque consideraba que no eran arte y comienzan a convivir como pareja sin estar casados. Entre las cosas que se extrae de Georgia es que su madre murió de desnutrición y tuberculosis; ésta, su madre, murió desangrada y nadie sabía que estaba enferma ya que nunca pidió ayuda.
De alguna manera Georgia se siente hambrienta al igual que u madre solo que, siempre ha sido demasiada orgullosa para pedir ayuda.
Georgia poseía en su cabeza lo que denominaba “cosas” que no sabía de donde provenían. Se gestaban formas que eran tan cercanas a ella y tan naturales  a su manera de ser y pensar que debía sacárselas de su cabeza y traerlas al mundo.
Cuando fue por vez primera al hogar e Stieglitz ubicado a orillas del lago George  en 1918 en Nueva York conoció a la familia de quien se convertiría más tarde en su esposo, Alfred.


En un apartamento de poca monta en Nueva York decidieron vivir luego del casamiento y Georgia le dijo a Alfred que deseeaba tener un hijo pero éste rechaza la idea ya que consideraba que la vida es bastante complicada como para tener otro hijo y que ya tiene hijos del otro matrimonio anterior. Con ello comenzó el distanciamiento entre ambos, no se autodefinen señor y señora Stieglitiz sino que por el contrario mantienen la distancia él, el señor Stieglitz y ella, la Señorita O’Keeffe.
Alfred llegó a acercar tanto la lente de la cámara como  para captar la epidermis y así mostrar en toda su forma a Georgia. En su época mostró una serie de fotografías únicas de Georgia donde se exhibían la vagina, el vello  púbico, los pezones en voluptuoso esplendor. 

En esa época se atrevió a mostrar a la mujer desnuda como nunca antes se había hecho captando así, el gesto de una sumisión apasionada.
En ese período de asenso femenino de O’Keeffe podemos apreciar una manifestación de esa criatura femenina que se llegó a conocer a través  de la fotografía de Stieglitz.
Su clima genial, doloroso, exaltado mostrándonos que cuando las mujeres sienten intensamente, lo hacen desde su vientre. 


Georgia pintaba así, desde su vientre.
Su arte con esas connotaciones es y ha sido gloriosamente femenino, no hay un trazo de pincel que no lo sea: la esencia  femenina de Georgia esta en cada una de sus pinceladas, en cada color.
Por este período hace su primera aparición la señora Norman, Dorothy. De convertirse en filántropo pasa a ser amante de Alfred, cosa que lo veía venir Georgia dejándolo y yéndose a Taos en Nuevo Mexico donde esta su amiga Mabel Dodge Stern.
A  pesar de haberlo dejado, siente un amor profundo por Alfred aunque no desea admitírselo.
Mas tarde Alfred sufrió de un ataque cardiaco siendo cuidado por Georgia hasta que el matrimonio se desintegra en pedazos, pero no así el sentimiento que los unió a ambos.


En 1945 falleció Alfred y sus trabajos fotográficos quedaron en el olvido pero Georgia se encargó de recuperarlos y convertirlos cual legado, en  parte de la fotografía moderna de los Estados Unidos en tanto ella con 98 años falleció en 1986 dejando como legado el ser la mejor artista plástica de la historia. Nunca salió de los Estados Unidos salvo cuando llegaba a la vejez.