Menos mal que un sueño solo fue ¿o no?

Se veía como y de igual forma sentía cual un globo, mi conciencia vagaba en un lado, en tanto, lo que se me antojó una piedra en principio .. era mi propio cuerpo recostado de costado. Para mejor describirla, la sensación, diría que se comportaba como el efecto de una toma efectuada por un cameraman sólo que por encima y costado del objeto. Arriba estaba realmente yo y aquello que se me antojaba borroso, mi cuerpo.
Simplemente no entendía lo sucedido dado que había estado durmiendo pese al calor y algo motivó que adquiriere conciencia, interpretando cual si fuere un estado alterado de la misma. Todo parecía igual en mi entorno, hasta decirse llegué a pensar que estaba en otra cosa.
Luego de un tiempo que por su naturaleza siempre se dira indeterminado, recibí el llamado de retorno donde el espíritu se amalgama con el cuerpo físico; sensación que gestó una arrtimia muy grande. Durante todo ese plazo estuve muerto, en principio las sensaciones eran faltas de aire, transpiración profunda y presión alejada de los valores considerados normales. El susto se dio, no cuando me percaté de estar flotando, sino después del llamado de mi físico; éste se hallaba mojado, de la cabeza brotaba gotitas de sudor y la sabana de la cama, se había convertido en otra piel. Fue ahí que una bocanada de aire caliente entro por mi laringe quemándome por dentro. Pero, Gracias a Dios solamente fue un sueño, ¿O no?