Salvando las distancias

La película que tengo para comentar trata del amor a distancia donde dos neoyorkinos se ven envueltos en una relación sentimental, donde son más las distancias físicas en que los separan que lo emocional y carnal que puede acontecer dentro de una pareja. Estoy hablando del film “Going to distance” cuyo director Nanette Burstein nos trata de recrear. Este film se rodó en España por septiembre del corriente año. 

Ampliemos la temática que hay detrás de su trama
Por un lado encontramos a Erin (Drew Barrymore); personaje que trabaja para el “New York Centinel” un periódico conocido en el ámbito de esa ciudad, pero no se desempeña como periodista que es su sueño, sino que depende de lo que su Jefe de Redacción considere para su publicación. Su relación con el periódico es a término, cosa que sucede cuando es aceptado un informe para su revisión, pero como el contrato expira debe irse de allí.



Su trabajo free-lance la lleva de un punto a otro de los Estados Unidos, de Nueva York a San Francisco y viceversa. Cabe acotar que su familia radica en ese último Estado, California.
Por otro lado tenemos a Garrett (Justin Long) Personaje que acaba de pasar por una relación sentimental reciente, vive en Nueva York. Aspira a ser un empresario de los grupos musicales, pero por motivos diversos ello no acontece, sin embargo logra su primer álbum discográfico. Entre que depende de los editores discográficos y su relación con sus dos amigos más íntimos, Dan (Charlie Day) y Box (Jason Sudeikis) pasa su existencia sin problemas.
En cuanto al tema que trata el título de éste film, cabe mencionar la relación entre, por un lado Erin y por otro la de Garret.
De conocerse en un bar que ambos frecuentan pero nunca se dio la oportunidad de relacionarse, a pasar por un periplo amoroso itinerante dado la peregrinación de ella, Erin (Drew Barrymore) de una ciudad a otra. Ella tratando de no pasar por una mujer desesperada ignora las propuestas de los varones, hasta que sin darse cuenta se ve dialogando con Garrett (Justin Long), que la presenta a sus dos amigos, paños de lágrimas de él cuando el lo sentimental la cosa no caminaba como quisiera. De ahí en más, comienza un peregrinaje de ambos, por un lado de estar juntos y por  otro de estar separados, aunque esto último, la distancia, no es un verdadero impedimento en principio.

Aspectos de la película relevantes
Cuando Garret la lleva al apartamento que comparte con Dan y Box para hacer el amor; estando en los preámbulos, Dan pone una música extremadamente fuerte estando en otro lugar del mismo (pared de por medio). En medio de lo que sería caricias elevadas de tono, Erin se detiene y le pregunta a Garrett sobre ello, es cuando descubre la personalidad de Dan. Un Dan que toma con mucho humor esa relación el cual gusta de mujeres mayor es a él, porque no tienen ataduras a la hora de irse a la cama.


Otros momentos que le dan una pisca de humor es cuando en un bote se encuentran remando Dan y Box, y sobre la popa se besan erin y Garret sin ningún impedimento en un lago al aire libre. Ella sentada sobre él abrasándola. La cara de sus amigos que no habían visto a un Garret haciendo algo similar se puede catalogar como un gran poema.
Cabe asimismo mencionar la relación de la familia de Erin con Garret, que nace de un gran malentendido cuando éste último decide ir a San Francisco. 

En la primera noche Garret la tira sobre la mesa de la cocina a oscuras y comienza así, el sexo. La cara de su hermana Corinne (Christina Applegate) cuando enciende la luz de la cocina lo dice todo. El cuñado de Erin Will (Ron Livingston) completa el cuadro, pues cuando eso da lugar, éste se hallaba comiendo. Lo que a Will, ocasiona un instante de risa, no lo es para su esposa Corinne, la hermana de Erin.
Es así que se ve obligado a reprender a Garret, no por que se hubiese sentido molesto por la situación sino, porque tenía que escuchar la crítica de su esposa. Tanto para Will como Corinne hacía mucho tiempo que esos comportamientos no eran lo usual en ellos.

Concluyendo
Una relación atípica donde lo no debiere funcionar, no cumple la regla. A pesar de las distancias tanto de tiempo (duración de meses) y físicas no mellan la relación, si, existen momentos de tirantez sobre todo cuando Erin consigue al fin ser periodista de un diario local.
Catalogada de comedia y romance esta llena de humor que no la hace pasar desapercibidas; es apreciable y disfrutable ver una Drew Barrymore llena de picarez.