Faro peregrino

Eres mi faro, mi vigía,
la luz que ilumina mi vida.

Acaso ¿no escuchasteis el
revolteo de golondrinas
que anidan dentro de vos?; ¿o el
corazón que tu ser, penetras?

Entras a través de aguas turbias,
navegas entre la neblina
de mi esencia, cual si fantasmas
exhumar al averno harías.

¿Caminarías de la mano
de aquel que ante vos, palidece?