WhiteOut

“White Out”, una película que la catalogaría entre policial y thriller trata sobre lo que acontece en la Antartida a raíz de hallarse un cuerpo en una zona alejada de la base norteamericana de estudios científicos “Admunsen-Scott".
Esta película fue estrenada un 11 de setiembre de 2009, filmada en localidades como Estados Unidos, Canadá y Francia, hablada en inglés y ruso corresponde a la compañía Warner BROS.
Es una propuesta que logra llamar la atención, en primer lugar porque el entramado narrativo desafía la capacidad de conjeturar del espectador, quien deberá -al igual que el personaje principal ir atando cabos para lograr armar el rompecabezas que oculta una verdad tan importante que ha ocasionado una ola de homicidios. Y en segundo lugar, porque está muy bien recreado desde lo estético gracias a un correcto aporte de los efectos digitales. Además posee una sugerente ambientación con escenarios congelados, tormentas de nieve y una base aislada, en donde obviamente se siente mucho la opresión psicológica de estar a merced de un asesino con misteriosas intenciones.



En la misma, la Marshall Carrie Stelko protagonizada por Kate Beckinsale a 72 horas de finalizar la orden de evacuar la Base entera dado el advenimiento del invierno, recibe una llamada por radio donde el Jefe de dicha base, Sam Murphy (Shawn Doyle) informándole que debe presentarse ante  su despacho; con tres horas de vuelo previas donde tuvo que ir a investigar sobre un informe de un investigador que denunció el robo de una muestra botánica, la que resultó ser cannabis activa, la misma, debe ir a investigar sobre la existencia de un cuerpo humano ubicado en una zona que denominan “Cabo Mesa”, un lugar tan alejado que únicamente se debe ir en avioneta.

Es así que junto al doctor de la Base, Jhon Fury (Tom Skerritt) y el piloto que avistó  dicho cuerpo, Delfy (Columbus Short) proceden a ir a dicho lugar.
A partir del momento en que esto sucede de desarrolla una especie de juntar piezas que desembocarán en un final inesperado para algunos y no tanto para otros. El cuerpo soldado al hielo reinante debe ser removido a la fuerza descubriéndose que partencia al funcionariado de dicha Base científica pero el cual posee ciertas características un tanto inusuales, como no poseer elementos para escalar dado que el mismo fue encontrado sobre la base de una gran meseta. Ya por ese entonces, hielo sólido.



Cabe mencionar algunos aspectos de la película, como ser los paisajes de la Antártida, como así una prueba de resistencia donde se someten a los novatos de la base a soportar el frío antártico a pocas horas de comenzar el invierno. El doctor Fury (Tom Skerritt) los ubica con ropa inapropiada para soportar el frío intenso donde el cielo se tiñe de una coloración oscura a tres días de comenzar el invierno antártico durante medio año. La prueba consiste en aprender a no morir en dichas condiciones atmosféricas donde la temperatura corporal del ser humano desciende unos 36 grados tan sólo en tres minutos. El cuerpo en dichas condiciones deberá pasar por dificultades de razonamiento y la nieve con vientos de más de 160 kms por hora se convierte en hielo sólido. El individuo en dichas condiciones no puede ver más de 15 cms de distancia.
En el trayecto que van a ver dicho cuerpo, el médico que es amigo de la Marshall Stleko le comenta que se retirará de la Antártida dado que recibió una postal de su nieta que nunca vio.
El cuerpo resultó ser de un geólogo que ella conoció el año anterior un tal Waiss. Las pistas la conducen a una antigua Base Rusa donde encuentran el cuerpo casi sin vida de un integrante de dicha base, y quien lo hiciera la persigue pero no puede capturarla.

Delfy (Columbus Short), el piloto de la Base científica la encuentra, conduciéndola casi inconciente de nuevo a la Base “Admunsen- Scott" pero no está mucho tiempo ahí, ella decide ir de nuevo a la antigua base rusa donde encuentra a Robert Pryce (Gabriel Macht) quien había llegado hacía pocas horas procedente de Mac Murdok. Robert, quien trabaja para las Fuerzas Especiales del FBI, fue enviado por las Naciones Unidas, pues ésta quería tener alguien en el lugar para control de la información. Luego de una discusión entre la Marshall y Pryce (Gabriel Macht) deciden ir a un lugar llamado Delta II antes que empeore el tiempo. 



En Delta II, un campo de investigación geológica, encuentran 20 kilos de explosivos plásticos, cosa que allí no deberían estar, dado que su función era encontrar meteoritos en la superficie. Toda la zona de trabajo estaba delimitada en cuadrículas, pero quedaron espacios de la misma sin marcar, es entonces que optan por ir a investigar el último sector marcado.


Cuando llegan no encuentran nada a la vista, pero enseguida Stelko descubre que la zona fue escarbada y cae en una fosa con rastros de sangre. Allí encuentran la escotilla  de un avión ruso, un Antonov An 12 cuyo primer vuelo fue en diciembre de 1957, el cual no entró a la Fuerza Aérea Soviética hasta 1959. En plena guerra fría, en el invierno polar, fue enviado a Delta II. Faltando seis horas y media de su arribo los pilotos deciden hacer lo que tenían en mente. Es así, que el copiloto soviético (Julian Cain) lleva una botella de vodka ruso a compartir con ellos y comienza una balacera donde todos mueren.
 
Al parecer el tal Waiss, el primer cadáver encontrado, cuando fueron a “Cabo Mesa” en principio había creido una cosa pero resultó que poco tiempo atrás había estado dentro de dicho avión de transporte. Eso lo confirma más tarde Stelko, dado que cuando arriba a la Base científica norteamericana lo primero que hace es averiguar el registro de vuelos, en particular el del 14 de febrero, cosa que le notifica a Sam, el Jefe de dicha Base. Es de recalcar el hecho que cuando examinaron el cuerpo de Waiss, éste no estaba completamente congelado por lo que asume que había estado en Cabo Mesa a lo sumo día y medio.

Según le cuenta Rubin (Jesse Todd), en un aparte a la Marshall, habían estado buscando muestras de meteoritos durante semanas y de repente el radar se volvió loco, quisieron informar pero no lo hicieron, fue cuando Rubin como Weiss se enteraron del avión ruso. Con explosivos arribaron donde la nave se encontraba, pero Weiss se hizo un corte en la pierna al intentar abrir una caja con cerrojos.

 A la Marshall se le ocurre una vez que evacuaron la base observar detenidamente los cuerpos y descubre que la forma como fueron cocidos era la forma que el doctor Fury lo hacía, a lo que se le agrega que encontró en el cuerpo de Weiss una bolsa con diamantes, de los más puros. Su amigo el Médico con el que había pasado ya dos inviernos juntos le cuenta de los diamantes, sus motivaciones y demás,  y por supuesto, que no tiene nieta ni nada por el estilo.
Cuando lo va a detener el doctor sale a la intemperie en medio de la aurora boreal, sin ropa para hacer frente al frío.