Las vueltas de la vida

Hoy tengo para comentar “Las vueltas de la vida” catalogada entre comedia, drama y romance nos encontramos ante una Jennifer Garner actuando en un papel que no nos tiene acostumbrados (sigo con esa imagen de la serie de televisión “Alias” y me cuesta verla actuando en estos rubros).
-Sabes algo que yo no puedo olvidar.. la discusión que tuvimos antes que te fueras, ¿recuerdas?- Así comienza la película que traigo a colación, estando velando Gray (Jennifer Garner) a su prometido, el señor Douglas –Te ibas de viaje de despedida de soltero y te agredí como si fuera una histérica, insistiendo que terminaras el acomodo de tus invitados antes de irte. ¿En qué pensaba?




Vemos como poco a poco la imagen del prometido de Gray, el cual falleció antes de casarse, va cambiando durante el transcurso de la trama; de pasar  de ser “Un gran hombre” a ser simplemente un hombre con sus defectos y virtudes; de poseer una imagen que lo posesiona sobre un pedestal, ha ser uno más del montón, pero con plata.  Eso trae consigo enredos y desenredos y dejar la casa donde vivían para ir a otra locación, ella y sus tres amigos.



En relación a ello cabe mencionar la relación existente entre éstos: amigos desde la infancia, íntimos con el difunto señor Douglas, estos, acompañan a Gray a donde deba ir y viven todos juntos en una casa pequeña
Sobre sus amigos.  A saber, por un lado tenemos a Fritz (Timote Olyphant) mujeriego empedernido, A Dennis (Sam Jaeger), el más serio de todos y Sam (Kevin Smith) un ser obeso que vive para la comida.

De una situación donde se esta velando el cuerpo del prometido, y cuestionamientos por parte de una Gray que no sabe en que estaba pensando
cuando tuvo la discusión antes de irse de festejo de despedida quien iba a ser su marido, se esta hablando; de una una Gray que lo que debió decirle antes de irse era “te amo” al menos o, “diviértete, trata bien a las desnudistas”, pasa a otra de descubrimientos, de cosas ocultas, por parte del señor Douglas.


Al no estar casados legalmente, la señora Douglas, madre del difunto (Fiona Shaw), otro de los personajes de esta película sería la heredera universal, que aunque se llevase bien con ella, Gray, cuando salían juntos con su hijo, demuestra ser una persona con pies en la tierra. ¿Por qué digo esto?


Gray cuando va a un Estudio de abogados para saber sobre su situación descubre  que la madre del finado sería la heredera universal, al comenzar a ordenar los papeles de las propiedades de la familia. El señor Douglas, sólo había pagado  una renta, cosa que ahora, ella, Gray, no puede hacerse cargo. Hay una deuda de unos 48.000 dólares sólo de intereses donde no hay declaraciones de ello.


El finado no solo no le había comentado nada a sus amigos, Fritz, Dennis y Sam, sino que tampoco a Gray, su futura esposa.
Cuando hablamos de sólo de intereses, se esta diciendo que el monto sería de más de un millón de dólares que el finado poseía. Cuando eso sale a luz, se discute en la casa junto con sus amigos sobre el origen de dicha suma, como ser, que su padre le haría otorgado, o dichos fondos no le pertenecía a la empresa donde trabajaba. Talvez quería darle una sorpresa una vez casados y debía buscar la forma de hablarle de ello. Algo así como que una vez pasado la luna de miel, haber tenido sexo hasta cansarse y estar abrasaditos, le dijiera “oye nena, recuerdas la parte de los votos que decía –en la riqueza o en la pobreza- pues somos lo primero. Eso le hubiera encantado hacerlo.
Estando ya en el trabajo, Gray hace una llamada a un lugar denominado “Inversiones Don Hamilton”, en particular “Atención a clientes” aduciendo que administra las propiedades de un cliente de ellos que falleció y quiere copias de los comprobantes, pues al parecer dicha empresa se encargaba de ello. 



Una vez con los comprobantes en la mano, ya en su casa junto con sus amigos, ven que el señor Douglas, así se llamaba el finado, transfería  3.000 dólares cada mes y no se sabía a que cuenta iba a parar dicho dinero.
Helen, la madre del difunto al encontrarse en un parque le regala a Gray un anillo que era de su tía abuela diciéndole que lo conserve como recuerdo. Ese anillo posee una piedra que pertenecía a la familia por 6 generaciones, pidiéndole el anillo de compromiso aduciendo que ahora ella, no pertenece más a la familia Douglas. Dicho anillo, el de compromiso se lo había obsequiado su hijo, que simbolizaba el pasar el resto de sus vidas juntos.



Aparece en escena Maureen. Maureen (Juliette Lewis)  es una masajista de un pasado no muy recomendable, a la cual Gray y sus amigos le atribuyen que el hijo que ella tiene era producto del señor Douglas y ella.
Maureen con un hijo de 4 años, se había presentado ante la casa de ella y la de sus amigos; al parecer, ese dinero, los 3.000 dólares iban a parar a la mano de ella. De ahí que sacan la conclusión de que ese niño era hijo de Douglas. Pero no.
La relación con la masajista como le había hecho entrever su amigo Fritz no había nacido antes de conocer a Gray, sino durante y no una vez sino varias. Sucedía cuando el señor Douglas, iba a Los Angeles.
Cuando la madre, la señora Douglas, se entera se enoja a punto de solicitar una muestra de ADN para comprobar si ese niño era nieto de ella, pero resulta negativo. Maureen entra a formar parte de ellos y en un momento dado cuando se enfrentan ambas mujeres, Gray y ésta, queda claro que no sabe de que están hablando, que hubo relaciones si, pero no comprende de que dinero se esta hablando. 


Salen cosas que hacen a la comedia  interesante como ser en una cena donde están todos, que Gray roba libros de una Biblioteca Pública, que ama los desastres naturales, que gusta que mueran gente y que una vez se acostó con una mujer. La cara de Fritz parece que lo digiera todo. Estos se habían convertido en amantes, sin pensarlo siquiera.
Ellen le entrega una gran suma de dinero a Maureen a expensas de un dialogo previo entre Gray y la madre de su futuro marido aduciendo esta última que si bien el niño no era su nieto, su hijo, el señor Douglas hubiera querido ayudar a Maureen, pues de alguna manera éste quería que el niño estuviera bien económicamente.




Sam y Maureen terminan juntos. Gray decide irse a Los Angeles en busca de Fritz,.. En fin, dejo el final abierto.