Tapón vivencial

Fuego en tus entrañas, eso,
pero exhibir no podías.

Con grito ahogado ardías;
en las entrañas de ti
lóbrega fragancia olías
fluyendo dentro de ti.
Querías y no podías
sin saberlo estaba en ti;
elocuencia percibías
por un tiempo extremo añoso.

Cual fuera volcán moroso,
expresividad mordías
por tiempo ya harto roñoso
muy dentro expeler sentías.

Pero exhibir no podías;
fuego en tus entrañas. Eso.