Oteo de un alma inconclusa

Diosa mujer de mirar
perdida en el horizonte.

Si las golondrinas en
su peregrinar hacia una
constante primaveral
cual si se tratase de un
imperecedero abrazo
movido por el influjo
de la inmortalidad del
alma, hablare por mi ser.