Días de ira

“Dias de ira” una película que se podría catalogar como Drama y thriller al mismo tiempo, si bien pareciera ser el típico caso de tomar la justicia por cuenta propia, durante su desarrollo se aprecia que hay algo más en su trasfondo.
Gerard Butler en el papel de Cyde Shelton, un padre de familia que pone en jaque a toda la infraestructura penal existente en Pensilvania, cuando diez años después del ataque por dos individuos en casa matan a su esposa e hija. Pero lo interesante es que lo hace desde el propio Presidio.
Es una película que no sólo da para pensar, mantiene a uno cuestionándose ¿Quién es el más culpable si es el mismo Shelton o su contraparte Jaime Foxx en el papel de Niké Rice, abogado novato que se ve obligado a  aceptar un acuerdo dejando libre así, al verdadero asesino.





Uno de los puntos resaltantes de la película es cuando estando juzgando a Clyde Shelton, diez años después del suceso,  habiendo asesinado sádicamente al asesino de su familia, no estando el caso en su contra bien presentado por la Fiscalía,  tiene la oportunidad de defenderse por si mismo demostrando los errores de un sistema judicial corrupto.

Por dicha acción la jueza que atendía el caso lo iba a desechar por falta de pruebas, pero éste, Shelton, se revela conllevando a que si bien el caso que se podía haber resuelto por una fianza vaya realmente a prisión.


Otro de los aspectos a resaltantes es como éste, desde dentro del  Presidio pone en jaque a todo el sistema judicial de Pensilvania y como juega con el propio abogado que atendió su causa diez años atrás.
Producida por el propio Gerard Butler y Lucas Foster cuyo Director Artístico es Jesse Rossenthal fue escrita por Kurt Wimmer.