Cuando digo no.. es ¡¡No!!

-Siénteme, ruégame, búscame, ámame. - Como brazas atizando, así el desliz de un dedo por el cuello entramando una hoguera y una danza asentada; cual roce de un incauto muslo sobre el otro urdía cierta caricia insolente, una cereza libada saboreaba cual manjar donado -Mujer, no, no .. he dicho... ¡¡Humm!!.. ¡¡Si!!