Dominadora insustancial

Muérdeme, cómeme, poséeme,
muñequita con aspavento ardiente
eso, todos pensaban desplazándote
con templanza e impúdico donaire.

Deseo pasión, ardor, despertabas
ricura de paso deambulante.
Alucinante estímulo, ensalzaba
apercibiendo un apego encomiante.

Muñeco, de una apetencia insalubre
de tus caprichos soy. Un cachivache.
¿Y?... Fetichista, azótame, domíname.

 Odio, indiferencia, frío, adormecías
sucumbiendo al no poder dominarme.
Gran desestímulo lento ingerías.