El Jack - La interviu

Una coproducción de Radio Gurí
La Cofradía de las Tres Marías-Reino del más Aquí.
Sintoniza las noticias, antes que el Administrador las elimine.


Radio y Televisora Gurisa
Cofradía de las Tres Marías – Reino del Más Allá
Las telenovelas del corazón y las almas en desasosiego


Un especial agradecimiento a The Big Monkey Sentado
El lugar más cuerdo para su sana locura.
Su insano espacio para sus momentos inolvidables.

Por directivas de la emisora, se optó hacer pública la siguiente audición. Una entrevista sobre personajes de la vida real.


Jack Daniels – El diskjokey

-¿Juancho esta todo listo?- El locutor de Radio y Televisora Gurisa preguntaba al tiempo que acomodaba los papeles de la entrevista, que con gran esmero Biblioteko había organizado.
-Asi es patroncito, métale pues –era la repuesta que recibía del Jefe de Emisión.
-Adelante con eso Muñeca.

Exteriores del Brown Monkey Disco Pub
-Botija en esta noche estrellada me encuentro ante las escalinatas de los que comúnmente denominamos el antro de Paul, al diskjokey más famoso del mundo simiesco, Don Jack Daniels. Hablando hace un momento con él, comentaba en relación a la Comunidad de estas especies en extinción denominados Poetas, escritoresd e mal vivir , etc que una cuestión que ha leído arriba... El Administrador de este foro, el pulgoso Mono, fue un magnífico gestor. Entre otras cosas, porque tuvo dos grandes cosas: - en un año y pico, apenas si se le notó...como corresponde a un Administrador. - permitió todo tipo de opiniones, gestos y manifestaciones d...

Centro transmisiones generales
_Sepan disculpar el corte tan abrupto de de la transmisión es que, uno podrá concordar, discordar, pensar lo que quiera pues éste es en un espacio democrático y por ende todos podemos expresar lo que mejor nos parezca de la forma que consideremos pertinente. Jack, esta brava la fumarola, ¡¡hee..!!. Podrías intentar al menos expresar tu opinión no tan chabacanera, ...

Exteriores del Brown Monkey Disco Pub
- En fin... (Y Botija, discúlpame... es que puede conmigo...y no es una cuestión de nivel, es de prooofunndidaad....¿Has visto, he puesto el acento en la ú?) Mooooooooooooooooooooooonooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo: ¿Vas a escribir una p...(perdona Botija, de nuevo) decía...una puñetera ...Che que esta buena la Muñeca Inflable vestida así a lo punk. ¿Botija me la dejarías una noche acá en el Pub?
Déjame abrazarte esta noche... Piensa que el frío de la noche será más cálido si lo compartimos entre abrazos. Quiero mostrarte mis sueños, que hablan de ti... Y tumbados en una nube a contar las estrellas ir en busca de tus labios, que beso a beso me van contando qué es la felicidad... Allí mis ma...

-Botija –Mencionaba la Muñeca Inflable – este loco del Jack esta mas pirado que.. me anda toqueteando.

Centro transmisiones generales
- Una por la tierra, ecléctica sin llegar a todo lo sentido en este momento... (please, "pinchen" cada enlace..- Mencionaba El Juancho, el  Jefe de Emisión caliente con el Jack por cargarse a su mujer, La Muñeca Inflable. -¿Botija hace algo?

-Hey Joe! Gracias... Es esta peste a puticlub que no me puedo quitar de la ropa...que a veces sale en los márgenes de mis letras. Y, como sé que te van las rancheritas, te paso una con mi filtro, en vueso honor, saludossssss...- De fondo cuando la tanda publicitaria se hacia obligatoria.

Esto ha sido todo por hoy, buenas noches, y que me den fuerza para contener al Juancho.


Radio y Televisora Gurisa
Miembro de la Cofradía de las Tres Marías –Reino del Más Aquí


Incitante manjar

De caminar sigiloso, ella, cautivante por naturaleza, poseía esa voluptuosidad propia de ciertas féminas, esas, que usando vestimentas vaporosas, le permitían sentirse libres.
Si bien, vehemente por momentos, mordaz por otros, lo más resaltante era su postura.
Con desinhibido atavío, provocativa, moviendo en apacible cabeceo su melena al aire, se desplazaba con templanza e impúdico donaire.
Si había algo que me enloquecía de ella, no era únicamente la lujuria que gestaba su andar, sino su lengua, saboreando el lóbulo de mi oreja cual fuere un manjar exótico.
Un suspiro de mí, sin pretenderlo logró sonsacar al desliz de una caricia inesperada pero, ansiada y pilla; recostándose sobre mi espalda, el desliz de uno de sus dedos a través de la comisura de mis labios, inundando todos mis poros con el aroma de su perfume. El de hembra en celo. ¡Inigualable, incitante!

Necesidad carnal

Mujer que me mantenía loco, ¡por Dios!
Ejercía sobre mi ese efecto vigorizante dada su mirada, que más de uno la podría llegar a catalogar de lasciva. Seduciendo, nadie la igualaba, al punto, que al menear con pachurriento desden su cadera, tanto para hombres como mujeres, era una explosión de deseo latente. ¡Su acercamiento, toda ostentación!
Poseía esa cualidad de mecer todos los poros de la piel, ejerciendo sobre uno,  ese coqueto embrujo que lograba erizar hasta las fibras más intimas del ser cuando, con su lengua, paladeaba tanto el cuello, como rotaba los vellos del pecho. ¡Hembra, tenía que ser!
Un grito ahogado de los que brotan desde los intestinos, prisionero, tapiado, una expresión manifiesta de un sentir incontrolado como impensado, cual una necesidad ultraterrena, así el poder del sexo la emplazaba.
Dando rienda suelta a los deseos, esos, que hacen entrelazar dos cuerpos compenetrados entre sí, ese, era el momento preciso en que el mismo florecía, dando rienda suelta a las necesidades más carnales.


Tonalidades de un alma irreverente

Dentro de ese mundo de tonos polifacéticos donde la realidad y la fantasía, la existenciabilidad como la ilusión, no deja de ser una conjetura, la visión, es simplemente una percepción insustancial. 
Al trasladarse entre lo real e irreal, entre lo concreto y lo intangible, la sensatez, irreverente locura es.


Apetencia insalubre

¡Vaya mujer resultó ser! Para explicarles cómo ha sido nuestro momento, comenzaría diciendo que era una muñequita de ardientes aspavientos, con un paso de tinte deambulante, toda un ricurita, la nena. Un muñeco, eso era para ella.
Luego, a causa de cierta apetencia insalubre de sus caprichos aunados a una conducta fetichista adormecida, un gran desestímulo fue reflejado en, odio y frialdad.

Mezquindad lóbrega

Mísera existencia la tuya nene.
Un rancho de lata tu posesión,
del basural y lo que ahí contiene
tu existencia se debe. Despabílate.

Indigente de lo material o,
avaro codicioso de lo ajeno;
agredes por necesidad o gusto.
Sobrevives por ser, arrabalero.

Roñoso por tu vivir insalubre
por tu existencia infectada. Apestoso.
Espabílate. Naciste o quisiste.

Nene, Sociedad o uno, causa o fuente.
De amor indigente y de alma, rotoso
o, roñoso de alma por gusto simple.

Dominadora insustancial

Muérdeme, cómeme, poséeme,
muñequita con aspavento ardiente
eso, todos pensaban desplazándote
con templanza e impúdico donaire.

Deseo pasión, ardor, despertabas
ricura de paso deambulante.
Alucinante estímulo, ensalzaba
apercibiendo un apego encomiante.

Muñeco, de una apetencia insalubre
de tus caprichos soy. Un cachivache.
¿Y?... Fetichista, azótame, domíname.

 Odio, indiferencia, frío, adormecías
sucumbiendo al no poder dominarme.
Gran desestímulo lento ingerías.

Hadita socarrona

Basado en un poema de hadazul denominado: Al calor de tu voz


Se dice que estando don José en El Palacio de Doña Beatriz, un hotel en la antigua Guatemala, se encontró con un hada azul, no era roja, no poseía alas, ni era chiquita. Simplemente, común y corriente.
Conversando sobre su historia y orígenes pareciera ser que la hadita en un momento de intimidad quiso creer que el tono ronco de voz de José, un español de pura raza, le susurraba cual viento rozando el trigal.
El hombre ni corto ni perezoso rompiendo la afonía de las horas con la fe de sus palabras al igual que el ajetreo sordo del trueno atizando de dicha manera, los sentidos de la tierra árida, la intentó seducir.
Al parecer cuando eso acontecía, el cielo entraba por todos los poros de esa hada, que no se sabe los motivos por la cual vino a aparecer en El Palacio de Doña Beatriz. El susurro de Don José melodiosamente hablando le llenaba el alma con los pétalos deshojados de sus labios.
Entre versos de amor, la bruma espesa de su aliento, esa hadita entró en un sueño apacible, una ensoñación profunda, donde reverdecería al despertar en primavera.

Deseo desde la carne

¡¡Mamacita!!, ¡¡Diosa divina!!, ¡¡Nena!!
ante tu andar cadencioso, deseo
y lujuria evocabas, ricurita.
Ignorante te desplazabas.. bella.

 
Tu lengua oreja libando. Suspiro.
Un dedo sobre mi pecho. Si.. ¡¡Excita!!
El pezón sobre la espalda. Con eso,
ante ese apoyo, mi esencia cimbrea.

 Dos almas anexadas, amando. Eso.
Dos seres opuestos .. ardiente traba
Una unica saciedad.. la copula.

 ¡¡Papito!!, ¡¡Amorociento!!, ¡¡Tierno!!.. Mío,
por mis besos y tu voráz deseo
ante mi gesticular y caricia.

¡¡ja!! ¿Y ésta?

¡ja!! Y esta piba piensa que soy de ella, ¿qué? ¿Soy algo que se compra? Es cierto que me gusta incursionar por el precipicio de su piel. Cuando sonrío la tengo atrapada, aunque cree que por ese hecho, mis sueños y mis deseos se desplazan hacia su realidad.
¿Qué realidad? La de tenerme atado a sus caprichos. Recuerdo cuando te conocí mija. Caminabas por el parque en un día primaveral dejándome tieso como una tabla; delicada, sexy, pasando un foxterrier a al vera del camino. Te aproximaste seduciendo, sumisa sin demostración.
Y pensás que todavía sigo siendo tuyo. Despertá nena, no tengo prisa por llegar a tu corazón pues no me interesa detener los monstruos cotidianos para decirte que te extraño. Si lo nuestro ya fue. Fue sexo, ardor, cuando cual gacela te aventuraste a un mundo ignorado, extraño como negado por vos. Rompiste en ese instante una aspereza fetichista, ya que tus temores grabados los expeliste. Fue cuando nos conocimos íntimamente. Pero todo eso pasó, despertá del letargo che.
Esta bien se que pensás que todavía sigo siendo tuyo, en tanto la noche se apiada de vos la cual retrasa la llegada del amanecer. Cuantas veces te he dicho que eras lava por dentro pero tu comportamiento todo un iceberg. Ardiente como un volcán al tiempo que aplacada. Y cuando todo pasó. Quedó la cáscara, ya que demostraste quien eras. Poseías una objetividad intríneca o ¿sería una incomprendida verdad? Tu juzgamiento era discernido y errabundo.
Sabés, aún así sigo queriéndote.

Mirada incidosa

Efusiva cual volcán eruptando
viajaba tu jerga  cual  lenta lava
calcinando el entusiasmo a su paso.
Mordáz, vehemente, ardiente, hostil.. ¡¡Hembra!!

Displicentemente, así tu cadera
batías, dejando tontos al paso
hombres como mujeres. Una caza.
Palpitar, ansia deseo, ardor. Eso.

Gestabas a tu pasar insidioso
miradas lascivas postura ansiada.
Tu lenguaje, por instantes irónico.

Virulenta y al tiempo temerosa
tu alma, frágil cual el vidrio reseco
vivías esperando tu otra gemela.


 

He dicho que no. ¿Claro?

Síenteme,
ruégame,
búscame,
ámame.

Incidiosa, incapaz,
molestona, gritona,
fastidiosa, eso.. si, ¡¡hembra!!
debes ser, sip.. volcánica.

Nena, no
aunque busques,
aunque ruegues,
aunque sientas.

Mujer, no, no .. he dicho..
Si cariño, entrégate.
Una coproducción de Radio Gurí
La Cofradía de las Tres Marías-Reino del más Aquí.
Sintoniza las noticias, antes que el Administrador las elimine.

Radio y Televisora Gurisa
Cofradía de las Tres Marías – Reino del Más Allá
Las telenovelas del corazón y las almas en desasosiego

Un especial agradecimiento a The Big Monkey Sentado
El lugar más cuerdo para su sana locura.
Su insano espacio para sus momentos inolvidables.

Por directivas de la emisora, se optó hacer pública la siguiente audición. Una entrevista sobre historias escritas. Tenemos el agrado de presentar

Gran Madre
Sobre experiencias de Lota
Radio Y Televisora Gurisa

-¿Juancho esta todo listo?- El locutor de Radio y Televisora Gurisa preguntaba al tiempo que acomodaba los papeles de la entrevista, que con gran esmero Biblioteko había organizado.
-Asi es patroncito, métale pues –era la repuesta que recibía del Jefe de Emisión.
-Adelante con eso Pepa.

Casa de Lota - Mendoza, Argentina
-Botija, verás tengo aquí a Lota ubicada en su casa en el centro de Mendoza. Hablando recientemente sobre su madre, ella, nos mostraba como había sido cuando joven, y nos contaba la historia de su progenitora. –mencionaba la Jefa de Exteriores de la emisora.

-Lota ¿Cómo era el mundo de su madre?
-Antes que nada, gracias por visitar Argentina Pepa, veras, era un mundo bello no excento de miseria y dolor. Era la época de la Dictadura en donde todo giraba en círculos mientras caían y caían las paredes de la represión.

Centro de Emisión
Disculpa Pepa me están informando de unos mails que hemos recibido. Estaremos con ustedes a la brevedad.

-¿Si Muñeca?
La locutora interina que se encontraba a la diestra del Botija leía en su laptop Dell lo siguiente: “Precioso...Gracias por compartirlo” Así es Botija era un mail de un tal “Ala del Cuervo.”

-Ahh.. Gracias Muñeca Inflable, vamos ahora con Pepa desde la casa de Lota en Mendoza

Casa de Lota – Mendoza, Argentina
-Los mares lloran, en tanto las rocas bailan al compás de nuestro gran error – Eran las primeras palabras de Lota cuando le servía a Pepa una taza de te de jazmines con galletitas recién horneadas – Verás Pepa en una noche de tormenta cuando caían rayos en la oscuridad la energía vibraban en las manos de ella, mi querida madre.
-¿A que te refieres Lota?
Las madres de Plaza de Mayo, ella, mi madre fue una de las que buscó mi paradero cuando los milicos la capturaran aduciendo ser Montonera. Los Montoneros era un grupo sedicioso por aquella época nefasta de la historia de nuestra querida Argentina,. Al parecer yo estaba en su vientre por aquella época, y los milicos me separaron de ella, al nacer yo.

Centro de Emisión
-Bueno antes de terminar la emisión debo decir en honor a las Madres de Plaza de Mayo, que el espíritu de éstas se eleva en tanto la metafísica se manifiesta ya que la conciencia se enciende a su alrededor.

Esto ha sido una transmisión conjunta de radio Gurí y Televisora Gurisa con el auspicio de Big Monkey Sentado, el lugar más cuerdo para su insana locura.

Radio y Televisora Gurisa
Miembro de la Cofradía de las Tres Marías –Reino del Más Aquí
 
 

¡¡Carajo!!

Yo ya sabía que era un mal amor ese, verán, me dicen que era como la noche y que me movía como sigilo de sombra. Ahora que todo aconteció he de confesar que siempre me pregunté si la sombra posee sigilo. El tema es que me gustaba hurgar en su paladar buscando esos sabores que sabe a ella, pero, por algún motivo fortuito jamás pude encontrarlo. ¿Será acaso que ese sabor sabe a otro?
Como noctámbulo que soy muchos dicen que soy hijo de las sombras, ella por su parte, cual búho mirando a través de mi aunque no me haya percatado de ello. ¿raro no?
¡¡Caray!! Ella, así como la ven, se abrazaba a los ramales de su dolor como si yo tuviera la culpa viendo como si fuera un vaho, mi recuerdo. Ahora me pregunto ¿El recuerdo se ve o se palpa?
Decía que su nombre no lo recuerdo como sino supiera que se llama Sofía. Habría querido contagiarme de su fervor expuesto, su alegría contagiosa, arrebatadora más, como instante en diapositiva quedé tieso como roca; la inquina floreció.
El rencor, como así mi alma emponzoñada deteniendo el cauce innato de mi voz, el espacio acalló; una oquedad como el Foso de las Marianas moró en mí. Entre palabras hirientes, temores perniciosos, frases dichas, entredichos inexplicables, el amor y el odio en una compaginación total se solaparon.
Pero no terminó ahí. No señor.
A pesar de ello, a pesar de que ahora, el vacío es el rey, reflexivo el amigo, el lleno mi confidente, y el vano.. ese, es el que lo habite, para ella yo soy la noche, la negrura de sus días, y me pregunto ¿A qué se debe?
¡¡Carajo!! Infeliz, imbecil, rotosa, idiota, incapaz, soez, negada, desconocedora, detestable.. pero no dejo de amarla.

Lobreguez de un alma inquieta (Reto al Micro de una oración)

Negro es el color de nuestras vestiduras y no es por nosotros, sino que por vosotros, por vuestros miedos y dudas pues, macabra ha sido siempre nuestra existencia no a causa de la maldad en nuestros corazones sino, a causa de marcar la diferencia ya que si bien son oscuros los lugares que frecuentamos, no es por necesidad de escondernos que lo hacemos, sino por vuestro miedo a superar las tinieblas del alma.


Oquedad del alma

Habría querido contagiarme de tu fervor expuesto, tu alegría contagiosa, arrebatadora más, como instante en diapositiva quedé tieso como roca; la inquina floreció.
El rencor, como así mi alma emponzoñada deteniendo el cauce innato de mi voz, el espacio acalló; una oquedad como el Foso de las Marianas moró en mí. Entre palabras hirientes, temores perniciosos, frases dichas, entredichos inexplicables, el amor y el odio en una compaginación total se solaparon.
Ahora, el vacío es el rey, reflexivo el amigo, el lleno mi confidente, pero el vano.. ese, es el que lo habita.

Manifiesta potranca

Lava por dentro un iceberg por fuera.
Ardiente como un volcán y aplacada
cual el mar, preludiando la tormenta.
Manifiesto de indomada potranca.

Vigorizante tal cual fuente fuere,
cual navaja.. de mirada tajante,
asi su comportamiento. Paciente.
Fría calculadora, dominante.

Dentro.. suspendida una calderita.
En el amor impaciente, fogosa,
no lo manifestaba, pero ansiaba.

No se daba conmigo eso  posible,
con calma se diluía muy lentamente.
Su frialdad derretía suspirante.