Gustosillo a más

Meciendo mis poros como viento suave
tu esencia, cual néctar a mis sentidos
ejercía en mi ser un coqueto embrujo.
Tu lengua paladeando mi cuello.


Como saboreando un momento único,
un dedo desprendiendo la camisa
jugando con el vello de mi pecho.
libabas una oreja.. ¡¡gustosilla!!


Engrillado a tu merced disponías
de mi ser al montarte y disfrutar
cuando un liquido sobre mi vertías.


La fusta de un látigo castigando
luego gotas de sangre.. ¡¡tu gustillo!!
Sobre una butaca, el amor tú me hacías.