Y yo ¿qué tengo que ver?

Teniendo la luz del semáforo a favor ni cuenta te diste cuando el vehiculo te atropello. Lo último que sentiste fue un golpe seco en tu cadera terminando vos debajo del mismo, prosiguiendo éste su marcha. Luego, bueno.. moriste.
-¿Qué pasó que? –Fueron las palabras del chofer al ser detenido tres horas después del incidente por la policía de tránsito; éste, ni  conciente era de lo acontecido, a causa del estado etílico que llevaba consigo.