Marioneta de tus caprichos

¿Qué esperais de mi, mi amada?
Si por vos mi amor decae.


¿Que esperaís digna dama?
¿No sabeis acaso lo
que las golondrinas me
dicen volando hacia el norte?


Si por vos a un yermo voy.
Mi corazon late acorde
a melodías de un "quizas"
que pueda darse, soñando
un mañana aletargado
por un "talvez" imposible
pero no improbable, cual
deseo sastisfecho es.