Te dije que la culpa la tiene ..

Marcos, era un niño de quince años el cual vivía en una zona marginal de la ciudad de Montevideo; inmerso en un contexto socio-cultural crítico, eufemismo para circunscribirlo en el entorno en el cual éste, fue criado e ignorado a su vez,  no conocía otro medio de subsistencia que la marginidad. Hijo de Alejandra y Eusebio, poseía dos hermanastros ambos, de padres distintos, Juan de ocho y Esther de doce años respectivamente. Con ellos, él nunca se daba.


Con anterioridad
Cuando estaba a punto de nacer, su madre, doña Alejandra rebuscaba en los tachos de desperdicios algún mendrugo para su alimento.
Su padre hacía tiempo estaba preso a causa de cierto altercado que en su momento, fue noticia en los medios de comunicación escrita y televisiva ocasionando la muerte de dos policías en un tiroteo en barrio Peñarol, un suburbio de la metrópoli. 
Su madre, Alejandra, vivía en un asentamiento a orillas del Miguelete, un rio que cruza la ciudad, conocido por los desperdicios que las fábricas circundantes vuelcan sobre su ribera. De los informes gestados a posteriori se extrajo que Alejandra, era sometida varias veces al día a maltratos por su pareja. Don Eusebio.
Por esa época vivían en una casa de material a orillas del Miguelete sus otros hermanitos, Juan de ocho y Esther de doce años respectivamente. No hermanos de sangre propiamente dicho pero si, sangre de su propia madre. Un día, su padre alcoholizado no sólo intentó abusar de su madre sino también por su entonces, de la adolecente Esther, que termino en un albergue para menores carenciados.
Sobre su otro hermanastro, Juan, no se sabe nada al menos no consta en los informes que se gestaron a consecuencia de la acción del anterior gobierno.


En algún instante impreciso
la Sociedad cambió. Según algunos, para el bien para otros.. bueno, más de los mismo, populismo. Más trabajos sociales, más estudiantes de psicología, más pedagogos, se volcaron a erradicar ese mal endémico, la pobreza y la diferencia de clases. Doctrina proletaria pero con contenido burgués.


Lo sucedido entre Marcos Y Juan
Marcos, lider de una banda de narcotraficantes y trata de blancas, acostumbraba a solicitar dinero en los comercios, a cambio éstos, no eran asaltados o incendiados. Con Juan, como se dijo precedentemente, nunca se trataba a  punto tal que simplemente lo olvido de si. Marcos se juntó con una negra que acostumbra andar por los comercios mendigando un  mendrugo de pan con tres o cuatro niños de edad escolar, pidiendo una monedita. Pero no era la única mujer en su vida, había dos: María  y Ana Luisa. Esta última, Ana Luisa era la mujer de Juan, su hermanastro.
Juan conocido en la zona como "el mecánico" logró salir del entorno, gracias al trabajo de las Instituciones Barriales  como así del cura de la parroquia.
Un día le llegó Marcos, junto con un grupo de secuaces para desmantelar un Buick, cosa que Juan se opuso. Un dedo dirigido a él fue la única repuesta por parte de su hermanastro mayor. Una noche hubo un incendio en el taller del barrio, y encontraron el cuerpo de Juan calcinado. Nunca se supo las causas o éstas se ocultaron a pesar de que El Cuerpo de Bomberos, unico organo oficial para dictaminar las causas del siniestro dictaminara en su informe pericial, que el mismo fue intencional.


Hoy
Juan, de temple firme pero hablar sosegado, no se inmutaba ante las dificultades que la vida le propiciaba a título de prueba hasta que conoció a Marcos, o lo redescubrió.
De sus padres, nunca más se supo pero de lo sustraído de los informes procedentes desde las Instituciones Barriales, Doña Alejandra se separó de quien fuera su concubino, luego de arduos trabajos sociales en el seno familiar ya que Don Eusebio quiso matar a su esposa, que aunque herida logró salvarse. Del hombre, lo último que se supo tiempo después es que fue encontrado en una zanja medio carcomido por los perros. De las pericias técnicas e investigaciones del caso, se sustrae que éste andaba en la droga y venta de mercadería robada.
De quien fuera su hermanastra, Esther, que por aquel entonces sólo tenía doce años según informes de la Sagrada Familia, un convento de monjas, ella, encontró paz en las manos de Jesús convirtiéndose  en una misionera en el Congo.
Marcos fue detenido en Brasil por el grupo anti-droga en conjunto con las autoridades nacionales, luego deportado al país de origen fuertemente custodiado. De los informes se sustrajo que fue el actor intelectual del incendio del taller de quien fuere su hermanastro. Ahora se encuentra recluido en una Penitenciaría Estatal por venta de droga, trata de blancas y asesinato con agravantes.