Mamacita mía

-Que calor hace en Montevideo?
-¿Seguro Don Nicanor?
-Mire doña Marieta no me busque que me ha de encontrar
-¿Desnudo?
Naaa.. – el hombre miraba la vecina y … ¡Muñecota mia!
Al desvestirse, el fulano dejaba las muletas al costado de la cama, el ojo de vidrio dentro un recipiente que había sobre una mesita al costado de la cama en tanto ella, la dentadura postiza, acomodando un seno para un lado, pues el otro había sido extirpado a causa de un tumor. –Haceme el amor como Tom Cruise