Yamimoto NoFunka

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición.
Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense, con humor tiene el agrado de presentarles:

** Yamimoto NoFunca **
Una entrevista de Radio Gurí


El Plató principal de la Emisora Radial tenemos el gusto de recibir a ciertos personajes, diríamos no de historieta, pero, si altamente conocidos en el mundo poético. El señor Luis Estoico, el señor Yamimoto NoFunca y el señor Rubula, patrocinador de nuestra Emisora.
En cierto lado de la mesa de entrevistados un gran televisor plasma cubría una buena parte del salón principal de la Radio. Una imagen de la entrada al evento aparecía de fondo con la foto en primer plano del gigante de las letras, Don Yamimoto NoFunka.

-Don Yamimoto, don Luis, bienvenidos a nuestra Sede –De esta forma eran recibidos tanto el consagrado en haikus como su presentador ante el evento sin parangón en la ciudad.
-Gracias compañero locutor –mencionaba Luisito, nuestro compañero y amigo, en tanto La Muñeca Inflable vestida de kimono de seda con figuras en relieve de haikus orientales, hacia una reverencia al afamado poeta oriental, el nipón.

Don Yamimoto, ¿gusta un mate amargo?
-Que mi mate es largo ¿me dice usted?

-A ver Luis, el hombre anda más perdido que cenicero en manillar de bicicleta, ¿podrías… -En el televisor plasma aparecían imágenes del exterior y zona circundante. –Perdón Luis, tenemos imágenes desde Tokio.

Imágenes desde Tokio
Botija – Pepa, le Jefa de Exteriores con Yamimoto No funca en Tokio, él rodeado de geishas – Estabamos recién tomando te de loto en el jardín, de su hogar, y Yamimoto se hallaba indeciso, pues no sabía cómo introducir en el haikú la presencia de mi, como protagonista. Se puso a jugar con el bolígrafo mientras releía las notas que lo habían llevado a esa situación y consideró que nada malo descubría en ellas; por el contrario, pensó que nunca antes su talento se había presentado con semejante muestra de genialidad. Él se sabía un gran escritor, sí, pero sólo ahora experimentaba la sensación de serlo, aun cuando se encontrara momentáneamente en un brete que obstaculizaba su proceso creativo.

Sede Central
-Gracias Pepa. Yamimoto, don Luis, al parecer la descripción del protagonista por parte de la Jefa de exteriores, ha sido bastante certera. ¿Qué opina Don Luis?
- Veras Botija. Una vez me dijeron que el nipón, era una paradoja. Yamimoto No funca estaba en un hospital psiquiátrico imaginando que debía ser el personaje de su historia. Una vez adoptada la personalidad de éste, lo consideraron curado. En adelante viviría la vida de su personaje, que según él debía ser Carlos Ingesson, el cual era su nombre original, no Esteban como él creía que era. ¡¡UFFF!! Tenía un verdadero rollo mental.

-Disculpa Luis. Antes que nada queremos aclarar en nombre de la emisora que Don Rubula Estoico son la competencia de Radio Gurí, y que somos amigos. Usted don Yamimoto No Funka me hizo un gesto. Posee la palabra.

-Quelia decir que no desconocía que una desclipción resultaba buena solamente cuando era viva a condición de ser efectiva, visible, material, ilusionante. No debía contentalme entonces con desclibirlo con trazos que pudieran aplicarse a cientos de otras mujeres no definidas, porque no tendlía ante mis ojos un dama, sino el tipo genelal femenino. Y pala que fuese lo más vívido posible ela menestel copialo del natulal, soble el teleno.

-¡¡Humm!! este Yamimoto con doña Pepa. Don Rubula, ¿ahora que volvió del peloponeso, que opina del evento?
El pichón de escritor , con aspiración de serlo algún dia, deja el vaso de agua luego de ver la emisión desde Tokio , los comentarios de Don Estoico , como las palabras del Maestro en versos y no tanto, mira al locutor, saluda a Estoico y dice:

-Verás Botija. Cuando estuve en las Islas Griegas conocí a una tal Gigi, casada con un griego de plata, que al parecer era una prostituta que trabajaba con mucho esmero en un pueblito denominado según ella Villa Miseria y…
-¿Y qué tiene que ver eso con el evento don Rubula?
-Heee…. Heee… ¿qué me perdí?

-Ahora si la apertura del evento. ¿Quién la cubre Juancho?... Juancho.... otra vez haciendo chanchadas con la Muñeca Inflable. Este si que es lelo, ni el Papa los junta a ambos.