Miguel

Decir amigo, se me figura que decir amigo, es decir ternura
Decir amigo

Joan Manuel Serrat

Era tarde ya el Juancho y la Muñeca Inflable iban caminando por las calles de Asturias, cuando deciden entrar a un centro comercial.
La gente parecía poseída por un extraño virus que le hacía crecer paquetes en las manos. Los estúpidos villancicos sonaban cada vez más repetidamente campaneando en su cabeza adormecida por Marimorenas. Miguel salía rápidamente del centro comercial pues no soporto esa psicosis degenerativa.

-Tú eres Miguel? - La Muñeca inflable le decía, cuando el Mono dándose vuelta no entendía quien pudiere hablarle. No la miró detenidamente. Quizás por la premura de la situación, también porque la chica (no tendría más de veinte años) podría ser su hija, y además porque a esta altura de su vida, ya no pesca truchas ni salmones. Si acaso, alguna barracuda o caballa ya en aceite.
De todos modos aunque la falta de atención ante la muchacha fuera evidente, no pudo dejar de comprobar que era realmente atractiva; especialmente por una falda de jean, cuyo tajo dejaba ver unas piernas firmes y suaves; dicho esto, con el mayor de los respetos.

Cuando…
–He tomado mucha cerveza hoy –caía en cuenta que era uno de los personajes de radio Gurí que le preguntaba.- ¡¡Uff!!! Me quedo con los míos, con la gente que ilumina la vida con un verso, la gente que da luz al universo. Con los poetas de espíritu valiente.

¿pero tu eres…?
-Si , locutora interina, cuando El Botija se ausenta.- Respondíale la mujer del Juancho, el Jefe de Emisión, el cual se reía de la cara de asombro de Miguel. -¿ tomamos un trago?
De lejos se escuchaba una canción, y se perfilaba la figura del cantante que decía lo siguiente:

Escucha el viento que atraviesa al tiempo,
no olvides la nostalgia
que nos obsequia los momentos
de aquellos atardeceres, de los primeros…

Redescubre otra vez el intento
de viejos años, de pequeños gorriones
buscando un camino, libre sendero,
palma a palma acompañando los silencios

que nos unieron tanto…
desde las tizas de añejos cuadros
hasta las risas y el llanto…

Vuelve… Vuelve a ese recuerdo
que aún hoy,
se sigue construyendo…

Desliza tu mano con el gesto de tus ojos,
acaricia la ternura de explicarnos amigos,
de sabernos compañeros, piedras fundadoras
del entendimiento del cielo
compartiendo de una vida entera los retazos…

Escuchemos otra vez al viento,
como antes, como siempre.
Festejemos el encuentro y el abrazo de saber
que en la amistad no hay distancia… Sino tiempo.

Emocionado Miguel, dejaba la jarra de cerveza alemana y les hablaba a ambos de la siguiente manera, al escuchar la canción, por un amigo.
-No voy a poner mi objetivo en sus canciones, pues son (como siempre) un extracto de su alma. –Refiriéndose a al cantautor Defer -Lo que quiero destacar hoy, para darle más material a los escuchan, es lo que significa la palabra "amigo" en la querida Argentina.
No creo que haya país en el mundo (por lo menos de los que yo conocí) donde esa palabra cobre tanta trascendencia.
Un amigo (en Argentina) muere por otro. Un amigo regala todas sus posesiones. Un amigo es (por lo menos en ese país) el mayor tesoro. Dicho esto, su canción cobra mucho más valor, pues está hecho desde el mismo amor al que muchas veces describimos en nuestros versos. Me quedo con la siguiente definición: Un amigo es uno mismo con otro cuero" de Atahualpa Yupanki. – Palabras de Mononauta en “Decir amigo" poema de Deferson.


FELIZ CUMPLEAÑOS CHE- Rubula a Miguel Estrada Camblor

Antecedentes.

El aparcamiento – Mononauta
Soneto para ser y estar – Mononauta
Decir amigo - Deferson