Bip,bip..

De momento se hizo una claridad, y pude apreciar por primera vez lo qué había delante de mí: lo más parecido a un valle conformado de una frondososidad, si se quiere "exuberante". Luego, provino la penumbra, dejando paso a la realidad en la que me hallaba inmerso.

Bip;bip -La línea del osciloscopio comenzaba de adquirir forma, luego del cuarto paro cardíaco consecutivo- Bip;bip