El cumpleaños de Alexa



Desde su Sede Central ubicada en la Cofradía de las Tres Marías en el Reino entre el Aquí y el Allá

Para todos los lectores.
El Gurú de las Artes Mentalistas y Predictivas.
Viajero y guerrero astral.
Médico en lo paranormal
tiene el agrado de presentarles:

** El cumpleaños de Alexa **

Sede Central de Rubinstein
Estudio Privado
Cofradía de las Tres Marías
El Reino entre el Aquí y el Allá

El Gurú se hallaba en su sala de meditación, levitando. A su costado el Libraco hacía lo mismo. Imágenes resurgían en vez en cuando.




The Brown Monkey Disco Pub – Pensamientos del Gurú

Se apreciaba El Brown Monkey Disco Pub sobre una planicie, circunvalada por grandes riscos, rodeado de una maleza exuberante. La cordillera de los Poetas, corriendo paralela a la línea occidental de forma continua, con profundas quebradas, macizos, altiplanicies, llanuras y valles longitudinales y transversales, configurando la región de Los Inadaptados Punk. Su morfología era muy compleja, por lo que se dividía en tres principales cadenas: la cordillera Occidental, la cordillera Central y la cordillera Oriental, dentro de las cuales se encontraban cadenas menores, como la cordillera Blanca o la cordillera Huayhuash también llamada “La de los poetas perdidos”. A través del camino, en un bosque espeso había un acantilado donde se visualizaba La Disco en todo su esplendor. O casi.

Estudio Privado de Rubinstein
El Libraco también se hallaba en una intensa introspección. Otras clases de imágenes provenían de éste, su aura era entre azulado y púrpura. La de su dueño era cambiante según el estado meditativo.

Radio Gurí –Imágenes de una entrevista
Aquí Radio Gurí, desde el charco más oriental del Río de la Plata trasmitiendo para la audiencia de este foro literario tan prestigioso. Hoy El Botija de la Radio tiene para todos vosotros queridos escriba-lectores una entrevista en exclusiva con una de las brujas más prestigiosas del foro, Alexa. Ambos, se encontraban en el plató central de la Radio, donde una mesa ovalada los separa a ambos.

-Buenas tardes señora Alexa
–Buenas tardes señor locutor -una mujer delgaducha con una túnica larga hasta los talones, mangas estrechas confeccionada de seda fina por Cristian Dior, tomando un trago de agua y depositando suavemente el vaso con su mano diestra en la mesa, mencionaba.

-¿De nuevo por el Plató, Alexa?
–Ya lo ve. -La mujer, con una vestimenta volcada más a lo gótico que a lo dark se tiraba hacia atrás. El locutor, en tanto esto acontecía, acomoda sus gafas y reacomoda el cuestionario que tenía para hacerle.

Estudio Privado de Rubinstein
El Gurú estaba en trance, cada tanto oscilaba y la energía incidía en el Libraco como si una onda se tratase.

The Brown Monkey Disco Pub – Pensamientos del Gurú
El Gurú materializándose dentro del Brown Monkey Disco Pub. Sobre su cabeza se denotaba la arquitectura de los godos por doquier. Los invitados a la fiesta, miraban expectantes. No lo podían ver, pasaban a trabes de su cuerpo astral, pero apreciaba en sus rostros, alegría y festejo. Un cartel de neón, resaltaba sobre la mitad de la pista de baile. El local, un antro.

Estudio Privado de Rubinstein
-¿Qué pasa contigo querido Libraco, mi compañero de peregrinaciones entre los planos terrenos y de los otros –Mencionaba Rubinstein al tiempo que acomodaba sus gafas para observarlo.

-¿Estás seguro que no te vieron, Rubinstein? -El Libraco, le decía ya sentado sobre su regazo .Este lo miraba plácidamente, cada tanto un suspiro salía de sus hojas. Su encuadernación de cuero labrada y repujada se arqueaba cada cierto tiempo. Imágenes sueltas flotaban en el aire, como si de un suspiro se tratase. Así como éstas aparecían como tal desaparecían. El libraco respiraba pausadamente.
- No te preocupes por ellos, están bien. –Contestaba Rubinstein, en posición de loto, observándolo a él. Los ojos del sello de Miembro de la Cofradía ubicado en la tapa principal lo observaba muy abierto.

Radio Gurí –Imágenes de una entrevista
-Alexa, en base de sus conjuros por recuperar al Miguelito, trajo a Rubinstein en el día de su cumpleaños, ¿qué hay de cierto?
-Noo. Esa madrugada, había estado en una meditación profunda preguntándome por Miguel Estrada, cuando, una imagen me vino a mi mente. Me encontraba volando por encima de una espesa selva. Sobre de mi cabeza se hallaba un manto de nubes rojas, con una textura movible. Adquirían por momentos forma humana parte de huesos de almas en pena. Entre planicie, montañas y quebradas un manto verde oscuro pasaba rápidamente por debajo de mí.
De golpe se borro esta escena, como si el director de la película quisiera mostrarme una nueva. De golpe me encontré ante un viejo y añoso Bar. Las arcadas de hierro estaban llenas de moho y carcomidas por el paso del tiempo. El nombre del lugar se había borrado. Encontré un cartel con algunas letras perdidas M a y parte de otras que dejaba traducir el termino “Monosilábico”
De momento hubo otro cambio de escena. Y entré. Se hallaba tapada de zarcillos y maleza. Había una escalera metálica que daba a un recinto vacío, con una puerta de metal forjado abierta. Pasé por ella, y me encontré ante un jardín lleno de botellas partidas, cigarrillos a medio terminar e inmundicias por doquier. Los asientos y mesas de póquer cubrían el pasaje.
Estas, se movían solas y formaban figuras de esqueletos vivientes, sus antiguos clientes, cuando la Charo actuaba de Encargada. El suelo estaba cubierto de una enredadera que quería tragarme los pies y jalarme para abajo. De momento todo vuelve a cambiar y aparece el Miguel junto con el Turko.

Estudio Privado de Rubinstein
-¿Qué hacías en la Disco, Rubinstein -El Libraco preguntaba
-Observando -Respondía Rubinstein
-Recuperaste a Miguel Estrada, Rubinstein? – Mencionaba El Libraco en tanto su encuadernación de cuero labrada y repujada se arqueaba cada cierto tiempo. Imágenes sueltas flotaban en el aire, como si de un suspiro se tratase. Así como éstas aparecían como tal desaparecían. El libraco respiraba pausadamente.
-Concordemos que se está recuperando.
-¡¡Ahh!! – Ambos El Libraco y su dueño desaparecían en la nada al tiempo que Alexa recibía un “Feliz cumpleaños pequeñuela.” Todos los habitúes del foro, gritaban al unísono cuando, ésta arribó al Pub de Paul.

Sede Central de Rubinstein - Cofradía de las Tres Marías - Reino entre el Aquí y el Allá