Miguel Estrada ¿Ande estás compadre?

Nota de autoría
Esta es una dedicatoria al Mono, a causa de su estado de ánimo en "Miguel Estrada Q.P.E.D." ubicado en el Bar Monosilábico.
De un amigo que te estima
Ruben


La cosa se dio de la siguiente manera:
-Alguna novedad para mi – digo al llegar al la Cínica.
La recepcionista, una mujer delgada de mediana edad, deja sus papeles sobre su escritorio y me dice:
-Hola doctor, ¿Cómo le va? –Efectivamente los doctores Estefanell y Marques desean hablar con usted.
-Bien – digo como única repuesta y me dirijo al consultorio que tengo asignado.

En algún lugar
Una mesa ovalada, para seis personas estaba en el centro de la Sala de los Galenos. Unicamente, en este caso éramos tres médicos. Delante de mi, vidrios. Cuatro en total. Estos cubrían la pared frontal. Auspiciaban de monitores. A mi izquierda la puerta, por donde entramos. “La Sala Consultante”.
En los cuatro vidrios una sola imagen: una sala blanca, sin nada distintivo. Lo diferente era una mesa de cirujanos. En ella Miguel Estrada a punto de morir. Se produce un cambio de situación. Una nube blanca cubre la Sala donde se hallaba la inminente difunto, Los monitores se tiñen de una nube blanca, con relieve. Una forma oscura comienza a adquirir espacio. El manto de nubes desaparece lentamente, pasando a tomar forma el cadáver de de quien fuere Miguel Estrada. No se halla la mesa de cirujanos. Sólo él, ocupa el lugar. Se halla en el centro, flotando.
-¿Y ahora doctor? –escucho decir.
-Veamos.

La sala de los Galenos
-Adelante- en tanto acomodaba las pertenecías que había traído. El doctor Estefanell, un psico traumatólogo forense, es el primero en llegar. Un hombre de mediana edad de pelo rubio y contextura atlética. Le sigue el doctor Marques, un psico diagnosticador forense. Un hombre pequeño, de pelo morocho y desgarbado. Luego de las presentaciones, el doctor Estefanell me dice: -tenemos un caso complejo, deseamos cotejar nuestras impresiones con usted.

En el Bar
Queridos amigos
No quería dejar este foro sin dejaros un abrazo fuerte y cariñoso por el tiempo en que compartimos “delirios y letras”.
Creo que la participación en este foro requiere no solamente la publicación de los propios trabajos, sino los comentarios de los trabajos de los compañeros; esto último es un aliciente importante para quienes ponemos a disposición de los demás nuestro esfuerzo. Esto, ahora mismo es imposible para mí por falta de tiempo.
No obstante, seguramente pasaré alguna vez a leer cosas bonitas, pero sin dejar “testimonio de mi visita”.
También espero, que esto no sea para siempre.
Mientras tanto, les mando mi abrazo cálido y mi apoyo para que NADIE deje de escribir, pase lo que pase.

Extracto de Un abrazo para todos

En algún lugar
En las pantallas de televisión delante de mí aparecen las primeras imágenes, mientras el psico traumatólogo forense comienza a mostrarme las primeras imágenes de la vida de Miguel Estrada , alias Mononauta. Aparece un hombre servicial, en el bar en una charla con el Turco.
Gallego!-
- Que hacés turco…
- Me imaginé que estarías en este café, me batieron que desde que andas silabeando por Internet y que vienes acá a tomar el güiscacho.
- Si turco, hay buena onda acá, ya sabés…
- A vos te pasa algo, gaita….te percibo
- Tengo las bolas llenas turco.
- Dale, larga lo que te aqueja….

Extracto de Miguel Estrada Qepd

Comentarios al respecto.
Sé que tu alma sensible es fácil de herir, lo sé por lo mucho-poco que te conozco. Y por eso, y por el enorme cariño que te tengo, vengo a meter mi cuchara, no sé cuántos foreros sabrán dónde se originó el fuego, y no voy a comentarlo acá, ese fue un tema aclarado en su momento (momento que aunque breve, bastó para dejar cicatrices). En realidad, lo me enteré hasta hoy, que ese poema al que haces mención, era contra no diré contra tl, porque eso sería llevarlo a un grado aún más personal) tu decisión de exponer un posible caso de plagio, de haberlo sabido, mi comentario habría sido otro. Cuál ?? No lo sé... ahora es imposible saberlo, puesto que, al igual que, él es un poeta que admiro y respeto.

Extracto de Milena en Miguel Estrada Qepd

Imágenes del fulano.
- Vos sabés la historia…Anduve por dos o tres foros de poesía. Desde el punto de vista personal me siento muy agradecido, siempre se valoró bien la mierda que escribo, hay gente macanuda… conocí a gente que es de oro…, pero es que…hay tanto boludo suelto por el mundo, que por una cosa o por otra, nunca me sentía a gusto.
- Gallego vos siempre fuiste así, culo con rosca, ¿perfeccionista se llama? Para mi sos un culo con rosca. Los gallegos le llaman “culo de mal asiento”, hasta ahí ya lo sabía, por eso abriste tu propio foro.
- Si turco, abrí un foro para no tener que discutir con forros pelotudos. Me gusta la poesía y quiero los poemas sean los protagonistas, no la gente.

Extracto de Miguel Estrada Qepd

El Sala de los Galenos.
-¿Seguimos?-Me pregunta el doctor Marques.
-Si –digo instintivamente.
El tercer vidrio adquiere forma lentamente, comienza a formarse la imagen extraída de Miguel.
“Queridos amigos
No quería dejar este foro sin dejaros un abrazo fuerte y cariñoso por el tiempo en que compartimos “delirios y letras”.
Creo que la participación en este foro requiere no solamente la publicación de los propios trabajos, sino los comentarios de los trabajos de los compañeros; esto último es un aliciente importante para quienes ponemos a disposición de los demás nuestro esfuerzo. Esto, ahora mismo es imposible para mi por falta de tiempo.
No obstante, seguramente pasaré alguna vez a leer cosas bonitas, pero sin dejar “testimonio de mi visita”.
También espero, que esto no sea para siempre.
Mientras tanto, les mando mi abrazo cálido y mi apoyo para que NADIE deje de escribir, pase lo que pase.”

Extracto de Un abrazo para todos

El Sala de los Galenos.
-No entiendo –Dice el doctor Estefanell.
-¿Qué es lo que no entiende?-contesto.
-Verá usted, cuando entró al cerebro de Miguel Estrada a punto de fallecer, veo saltar una imagen y otra aparentemente sin sentido.
-El sentido es, que para saber en que parte de esta mente torturada, Miguel Estrada y contraparte el Mononauta se juntan, se debe saber que pasó. Como eso no lo sabemos todavía, se deja que las imágenes broten libres. Ya se va ver un punto conductor. Estas nos han de mostrar un punto de quiebre, en donde el trauma aflora. Conociendo el motivo, se sigue una línea directriz. ¿Me explico?
-Claro. -contesta.

El mundo de Miguel Estrada
Mirá turco…en el foro de Mundoparidas, el dueño no escribía; solo pasaba por caja. La admin. escribía y de vez en cuando poemas que todo el mundo aplaudía. Odio la obsecuencia, y odio más a la gente que necesita vasallos, odio a la gente que se sirve de cualquier cosa para tener la sensación de ser admirado. Quise estar lejos de esa figura. Por eso me inventé el usuario Miguel Estrada, de esa manera, pensé que me libraría de ese problema. Pero bueno….me banqué todo pensando que, después de todo, la mayoría de la gente era bien intencionada y había mucho cariño…
- Y entonces ¿que carajo te pasa gallego de mierda?
- ¡Que no me da el tiempo turco!... le estoy quitando mucho tiempo a mi trabajo por esto del foro… cada vez hay más gente, apenas alcanzo a leerlos a todos y menos aún comentarlos… comento así como viene el tiempo, y no siempre todo lo que quisiera… ¡tampoco con el tiempo que quisiera!...
- Pero gallego… a ver….¿ves? vos sos como la Gata Flora… si se la meten grita, y si se la sacan llora……

Extracto de Miguel Estrada Quepd

El rescate.
De pronto en uno de los monitores aparece un manto blanco con relieve. Poco a poco fue aclarándose. Me encontraba volando por encima de una espesa selva. Por encima de mi cabeza se hallaba un manto de nubes rojas, con una textura movible. Adquirían por momentos forma humana parte de huesos de almas en pena. Entre planicie, montañas y quebradas un manto verde oscuro pasaba rápidamente por debajo de mí.
De golpe se borro esta escena, como si el director de la película quisiera mostrarme una nueva escena. De golpe me encontré ante un viejo y añoso Bar. Las arcadas de hierro estaban llenas de moho y carcomidas por el paso del tiempo. El nombre del lugar se había borrado. Encontré un cartel con algunas letras perdidas M a y parte de otras que dejaba traluciir el termino “Monosilábico”
De momento hubo otro cambio de escena. Y entré. Se hallaba tapada de zarcillos y maleza. Había una escalera metálica que daba a un recinto vacío, con una puerta de metal forjado abierta. Pasé por ella, y me encontré ante un jardín lleno de botellas partidas, cigarrillos a medio terminar e inmundicias por doquier. Los asientos y mesas de póquer cubrían el pasaje.
Estas, se movían solas y formaban figuras de esqueletos vivientes, sus antiguos clientes, cuando la Charo actuaba de Encargada. El suelo estaba cubierto de una enredadera que quería tragarme los pies y jalarme para abajo. De momento todo vuelve a cambiar y aparece el Miguel junto con el Turko. De ahí lo sustraje, cuando estaban por intoxicarse de bourbon de Paul.

Extracto de Imágenes de una mente torturada

Otras imágenes de lo que era el Bar Monosilábico.
Y….¿que pensás hacer?
- Enterrar a Miguel Estrada. No hacer más comentarios a nadie.
- ¿Y tus poemas?
- Siempre habrá un foro para mis poemas, con el nick que sea…
- ¡Pero vos me vas a volver loco!... ahora tenés tu foro….¿y para que carajo hiciste este foro entonces?
- Nunca hice este foro para mi, Turco. Lo hice para la poesía.
- Andá a cagar, gallego..
- Chau turco…andá a la concha de tu hermana.
- Yo también te quiero, gallego…

Extracto de Miguel Estrada Quepd

La Sala de los Galenos.
-Entonces según esto, hasta el momento podemos decir que el hombre que usted rescató Monosílabo, con un gesto de pena, tiró un puñado de tierra a la fosa, que poco a poco se fue fundiendo con la superficie, formando una mancha marrón. El usuario Miguel Estrada ya descansa en paz.. Posteriormente, éste vio su entierro, y lo que sintió. Entre el momento del fallecimiento y el entierro no se sabe que pasó. Si, que no fue a parar a donde debía, sino donde humano que se precie no quisiera estar. –El doctor Estefanell, sabiamente resumió.

-Podríamos decir que si, pero falta rellenar los huecos de lo acontecido y encontrar en esa mente perdida y torturada a su dueño y su alter ego. –Me atrevo a acotar.
Ahora entiendo –Dice el doctor Estefanell.
-¿Qué es lo que entiende?-contesto.
-Verá usted, cuando entró al cerebro de la occiso, vi saltar una imagen y otra aparentemente sin sentido.
-El sentido es, que para saber en que parte de esta mente torturada, Miguel y el Turko se encontraban, se debía saber que pasó. Como eso no lo sabíamos todavía, se dejó que las imágenes brotasen libres. Ya se iba ver un punto conductor. Estas nos irían de mostrar un punto de quiebre, en donde el trauma aflorase. Conociendo el motivo, se siguió una línea directriz. ¿Me explico?
-Claro. -contesta.
-Una vez que supimos el motivo del trauma, encontramos la ubicación donde Miguel se ocultaba y retenía al Turko con sus problemáticas existencialistas. Por ello debimos seguir explorando la mente del cadáver.
-Entiendo. –contesta el doctor Estefanell.

Todos los que en la Sala nos hallábamos nos desvanecemos tomar un trago al Bar, luego que se fueran los susodichos, no sin antes hacernos presentes ante las brujas del tugurio monosilábico.

Extracto de Imágenes de una mente torturada