Estelar - La interviu

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición. Basado en un texto honónimo de un escritor.
Sintonice el dial en la siguiente frecuencia, para ver sus antecedentes: Estelar.


Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en un relato de Rubula,
tiene el agrado de presentarles:


Estelar – La interviu
Una entrevista de Radio Gurí

En un ambiente distendido, en el Plató de la emisora se halla como entrevistado Rubula. Fuera de lo acostumbrado, por el lado de la emisora se encuentra La Muñeca Inflable, con un vestido corto de color blanco y negro con flores amarillas propio de primavera-verano 2008 de Gucci.
Con un fondo de música clásica, la locutora de la emisora se encontraba por vez primera, de esta manera frente al escritor.

-Rubula, antes que nada. Bienvenido a la emisora. – Hacía mención la locutora.
Gracias señora – daba como repuesta éste. –Rubula con traje oscuro, la entraba a observar más detenidamente. Delante de él, el micrófono y un vaso de agua.

-Tenemos como tema de hoy una situación completamente atípica en la historia de la Emisora donde El Botija, como usted bien sabrá se halla en Huelva con un tal Javier que según se dice por Bibliotecas Virtuales, es un prototipo muy estelar. El tema por la cual me hallo suplantando al locutor de Radio Gurí en el día de hoy, es porque esta de fiesta con su amigo andaluz. Por directiva de la emisora debo mencionarle, señor Rubula, que el tema a tratar versarán sobre ciertas apreciaciones del personaje que usted creó. Dejado esto en claro, pasemos de lleno al tema, ¿no le parece? –La Muñeca Inflable dejando los escritos sobre la mesa de caoba lo comienza a mirar, no sin antes observar de reojo el plexiglás de la Consola de Emisión donde su amor, El Juancho se encontraba auspiciando de Jefe de Emisión. Desde el auricular adosado sobre el lóbulo izquierdo de la oreja a punto de desinflarse, la Muñeca Inflable escuchó en un breve lapso de tiempo: “Vamos arriba, mi corazón.”
Estoy de acuerdo, señora – dejaba claro de esta forma dicha afirmación, el señor Rubula.

-Al parecer estando en la Provincia de Huelva, el locutor, al cual suplanto en el día de hoy, se hallaba cenando en La Cabaña del Abuelo Manuel ubicado en el centro de dicha metrópoli, cuando se encontró con Javier, digo Estelar.
-Le sigo señora – Responde el creador del dicho personaje, el señor Rubula.

-Arriba mi muñecota. ¡¡Muack, muack!! –El Juancho detrás de la Consola gesticulaba inflado de amor por su Muñeca Inflable al estilo barby, que brillaba más que nunca en el día que hacía la suplantación al Botija.

-Por lo que tengo aquí, de acuerdo a Biblioteko, otro personaje que la Emisora solicitó en carácter de préstamo por ser bibliotecologo, y que ahora es el mediateko de la Radio, nuestro locutor entretuvo a los comensales de la Cabaña del Abuelo Manuel junto con el mencionado Estelar, cantando y bailando ¿Sabe usted cuando retorna El Botija, señor Rubula? Le hago esa pregunta dado que si no se presenta pronto a sus labores, la Dirección de la Radio, ha de tomar serias medidas en relación a su función. Por lo pronto puede ser borrado como locutor.

El Juancho, o sea, el Jefe de Emisión cantaba lo siguiente:

La Muñeca Inflablee
La Muñeca Inflablee
Vamos ahora.
Por una Muñecota con aires de locutora


-Mire no es que la quiera desinflar en cuanto a sus aspiraciones de locutora señora Muñeca – referenciaba de esta manera el escritor con ansía de algún día de llegar a algo, don Rubula – Por lo que se en esta semana El Botija retorna a sus tareas habituales, pues recibí un fax proveniente de Andalucía donde decía que tenía que hacer unos trabajos en la Radio.

La Muñeca Inflable escuchaba por el auricular adosado a su oreja izquierda ya desinflada – ¡¡Carajo!! pero igual seguirás siendo mi amor.
Aunque no quieran creer ha sido una audición de Radio Gurí

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **