Reflexiones de un gato - La interviu

Por directivas de la emisora, se opto hacer pública la siguiente audición. Sintonice el dial en la siguiente frecuencia: Reflexiones de un gato del gato Dumas, que digo del Pepe Fierro.

Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una entrevista al don Pepe Fierro
tiene el agrado de presentarles:

** Reflexiones de un gato - La interviu**
Radio Gurí -Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí


Aquí Radio Gurí trasmitiendo para todos los escriba-escuchas de este foro tan ilustrado. El tema que atañe a la radio que es el bochinche en el tejado.
En el plató de la Radio se encuentra El Botija con su mate y su clásica alpargatas comiendo atún picado con dulce de leche. Por el otro lado, el entrevistado de honor Don Pepe Fierro.
-Disculpe don, …¡¡Juan!! deja esa Muñeca Inflable y empezá a recepcionar los mensajes entendiste. -Si patroncito.

-Bienvenido a la emisora. – De esta manera Don Fierro era presentado por El Botija a la audiencia de Radio Gurí. No quería bajar del tejado, pues estaba agarrado como gato entre las leñas. La arquitectura y el interiorismo proyectaban espacios como una cueva de gatos. El Plató Principal con estilo rústico había sido redecorado en forma cuna para albergar a los felinos más salvajes del foro. Convencidos de que el buen diseño y la organización espacial, eran claves para el correcto desarrollo de la entrevista la Dirección de la Emisora decidió estructurar el espacio de entrevista para reacomodar los bichos que pululaban por doquier.

El Botija con su vestimenta gatuna, estilo tigre de bengala, reacomodaba el cuerpo para ronronearle la siguiente pregunta al Pepe:
-Don, ¿que tiene para aportar a la ciber audiencia de esta prestigiosa emisora radial?
-Por Dios que me cuesta entender a los humanos. Y eso que soy sólo un gato! Vea Botija los miro y lo escucho...Y me pregunto...Cómo se autocalifican de racionales?
¡¡Jijijijiji!! Mejor reírse...Es que son un chiste.

-¿Por qué dice eso don gato, digo don Pepe? – El locutor lo miraba como para tirarle un zarpaso a la cara, pero se contenía.
- Vera tigre Botija. Entre ellos no saben como llamarse...Ahí tienen al vecino de mi amo...Creo que llama “Julio” o “Guatón” o “Pesao e’mierda” o “Cornudo”...La verdad es que me confundo. No, no los entiendo. Se aman, abrazan , ríen y compartiendo juntos, para luego… el gato Pepe lambeteaba la cubeta de agua, pues estaba con la garganta seca…. Le decía están con otros “amigos” hablar pestes de los ausentes y de lo “buenas” que están las señoras y de los buenos “paquetes” que tienen los hombres que no están, según dicen ellas.

-Disculpe don Pepe –El Botija se le dio por mirar hacia la Consola de Emisión y lo que vio lo dejó pasmado.
-Qué fue…? – Don Pepe Tuerto, digo Fierro preguntaba al Locutor, mirando hacia donde estaba centrada la atención del locutor.
El Juancho se le tiraba como un felino a la Muñeca Inflable, sin prestar atención a sus deberes en la Radio.
-¡¡ Juancho!! dejate de joder y pasa los comentarios de la audiencia. –Decía El Botija.
-Esta bien papacito no te me enojes – mencionaba El Juancho, reacomodando su melena entreverada, saliendo de un abrazo felino que su amante inflable le propiciaba.

Tenemos un mensaje de una gata denominada Vivian, don Pepe Fierro. En el se dice “¡GENIAL! Estos son los maullidos que me gustan. Te juro que lo disfruté desde el principio hasta el final. Ni bien vi lo que te referías supe que venías con "una de las tuyas". Tienes un humor y una capacidad de plasmar detalles que me hace perseguirte por todos los tejados aunque no siempre deje comentarios.”

-¿Qué tiene para aportarle a la Vivian, Don Pepe? – Mencionaba el tigre de bengala oriental.
-¡¡Ahh…!! Esa es una gata que no me deja a sol ni sombra. A donde voy ella me persigue. Verá usted Botija, -Debo confesar que a veces me río de ellas. Me subo al techo y espero que la noche comience a caer. Entonces empiezo a maullar simulando aflicción...Nada más me ven corren desesperadas de un lado a otro buscando escaleras o sillas y de un cuantuay con tal de “rescatarme”, que es como esas felinas dicen.

-Bueno eso es todo por hoy don Gato Fierro.
-Nos vamos- contestaba éste
Ambos el locutor y el entrevistado de honor saltaron a los tejados en busca de las felinas de los tejados lindantes.

Fuera de emisión.
-“Cuchito”, “Rey de la mamá”, “Socio del jefe”, “Regalón de la casa”, le decía la Muñeca Inflable al Juancho tirándosele por el lomo. El Juancho, Jefe de Emisión, orgulloso, regresaba de sus aventuras con un trofeo en el hocico presentándole como prueba de su aprecio, lauchas, pájaros, peces (de la pecera del vecino) aún vivos y, los cuales no habían sido fáciles conseguir...

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **