Reflexiones de un escritor fuera de sintonía





Por directivas de la emisora, se optó hacer pública la siguiente audición. Sintonice el dial en la siguiente frecuencia: ¡¡ Uia!! Ando fuera de frecuencia.


Para todos los escribas-escuchas.
La emisora más oriental del charco rioplatense,
con humor basado en una entrevista a Rubula
tiene el agrado de presentarles:


** Reflexiones de un escritor fuera de sintonía **
Radio Gurí -Miembro de
La Cofradía de las Tres Marías
Reino del más Aquí

Hoy el Plató de la emisora se ha rediseñado a efectos de albergar exclusivamente a Rubula, un escritor un tanto atípico por los foros literarios. La sala de entrevistas se halla en penumbras, sólo se deja ver parte de la mesa de los entrevistados, de caoba tallada. El perfil del Botija de un lado, que al acercarse a la luz se distingue parte de su rostro; por otro lado, como entrevistado, Rubula, que a causa a los claros-oscuros existentes en el Plató, vemos la figura en negro.

-Bueno, Rubula.. –Decía el Botija mirando con una sonrisa en su rostro –Hoy le tocó a usted ser el entrevistado. Rubula se acerca a la luz, y luego de un sorbo de agua, mirar detenidamente al Botija, se toma su tiempo y dice: “El placer es mío Botija”

-¿Cómo se inició usted en eso de la escritura y demás yerbas? –Mencionaba de esta manera El Botija, reacomodando una resma de papeles sobre la vida y obra del escritor. Documentación suministrada con antelación don Biblioteko. El entrevistado tose se acomoda en el asiento,
-Empecé en Bibliotecas Virtuales por abril o mayo del 2005, si mal no recuerdo uno de los primeros escritos míos fue “Bahía Perdida, luego explore otros sitios, como ser “Grupo Buho”, “Ababolia”, y otros más que no recuerdo”

-Pero siempre estuvo en Bibliotecas… -Efectivamente, he estado ahí desde los 2005 hasta la fecha.

-Cuéntenos un poco sobres sus escritos, usted dice “Bahía perdida", ¿en que se basó para hacerla? –Ahora el Botija acercaba su cara alejando un poco el micrófono de donde estaba ubicado y miraba detenidamente a Rubula.
-Vera Botija. “Bahía perdida” comenzó como un ensayo, que no apuntaba a nada en particular. Por esa época no sabía nada de estilos literarios, estructuras gramaticales y todas esas herramientas en que se basa un escritor para plasmar una obra. Pasado el tiempo, hice taller literario en Bibliotecas Virtuales, dado que mis escritos no eran comentados y si lo eran, éstos apuntaban a los guiones de diálogos, la forma gramatical, su estructura.

-Pero dentro de lo que es la literatura contemporánea, usted no tuvo maestros que lo formaran, una escuela por decir así. Verá Rubula .. –El Botija con un ademán dejaba las preguntas a un lado .. a lo que me refiero, y usted dirá si me equivoco, a probado diversos estilos dentro de la literatura contemporánea, guiándose por comentarios volcados en sus escritos? El escritor lo mira.
-Cómo decirle, déjeme ver … - se nota al escritor en una instropección un tanto profunda - he apreciado, que para ser un buen escritor, pareciera que uno tiene que ser un adulador, “un chupamedias”. Vera si me permite decirlo Botija, en una palabra hay que ser un “adulador de mierda”, pues si nos adaptamos a lo que nos dice “La Real Academia de Literatura Contemporánea” pareciera ser que se es bien escritor, si nos manejamos bajo sus cánones.

-¿Qué quiere decir con eso? Significaría que usted no acepta las reglas de la Real Academia Española… El Botija se tiraba hacia atrás, al tiempo que el entrevistado inclinaba su cuerpo a la luz.
-Significa que al parecer, para ser buen escritor uno debiera adular la retina del léctor que por casualidad somos nosotros o sea, hay que ser complaciente con el lector, para ser un bueno. Verá en que sustento esto. Si el escrito de uno esta bien encuadrado dentro de las formas, no hablemos de las faltas de ortografía, no hablemos de lo que un escritor desea trasmitir, las reglas … -aquí Rubula tose y se atora – pareciera ser que no se es bueno en lo que hace.

-¿Qué clase de lectores ha usted encontrado? –decía el Locutor de la emisora con voz suave.
A mi criterio, que es meramente personal mi apreciación, hay dos clases. Una es una casta crítica y otra … digamos .. no tan crítica. La primera, es la más conservadora, la que mantiene la forma, las reglas. La otra si bien pudiera mantenerlas, se fija más en lo que el escritor trasmite o deja entrever.

-¿Usted se consideraría moderado?
-Defina ser moderado – repicaba Rubula.

-Redefino la pregunta. Dentro de los estándares de la Literatura Contemporánea, usted ¿se considera conservador? –El Botija, ahora bebe un poco de agua, cruza los dedos y mira a éste personaje que es Rubula
-Verá Botija .. las dos caras, la del entrevistador y la del entrevistado se veían claramente a la luz - Si lo que escribo se encuadra dentro de los cánones pre-establecidos por las reglas de la Real Academia Española, que definen el marco para ser un escritor competente, no figuraría dentro de esos estándares. Bajo ese lema no lo sería.

El Botija, revisa los papeles de la entrevista, lo mira y sonríe.
-Con el tiempo, usted ha manejado dos personajes, que han sido su caballito de batalla. Nosotros, Radio Gurí y Rubinstein. ¿Qué tiene para decir al respecto? Le pregunto porque nosotros fuimos creaciones suyas, Rubula. Siempre quise preguntarle, ¿Qué le motivó darnos vida?
-Nunca me gustó encuadrarme en estilo literario alguno, forjé éste, desde los comienzos míos como escritor en Bibliotecas Virtuales. Ese espacio literario fue el que me formó y me hizo crecer desde la nada.
En el transcurso de mi historia literaria, he conocido a más de uno que se ha ofuscado conmigo por la forma, el método de escribir. Al principio me guiaba por ellos. Pero mi estilo de escritura nunca encajó en los cánones normales, habituales, como quieras llamarlo, y desde el inicio formé el mío propio.

Con el tiempo forjé dos estilos literarios, que probablemente se junten en algún lugar en el medio.
El estilo Rubinstein, y, éste, Radio Gurí.
Porque digo estilo, pues veras:
Rubinstein tiende a una literatura digamos volcada a un lector de cosas místicas, lo paranormal y demás yerbas. Es un médico especializado en una medicina alternativa, un tanto fuera de éste mundo, es un Gurú especializado en las Artes Predictivas. Trata las almas en pena y las cura de sus aflicciones. Es guerrero y por supuesto su mundo no es el terrenal. Radica en el medio, entre el Aquí y el allá. Ese es un estilo. Esta dirigido a cierta clase de gente.

Otro estilo que con el tiempo he forjado es Radio Gurí. Esta emisora es un personaje más, como lo eres tú Botija.. Es humorística por excelencia, pues el humor forma parte de mi vida.
Rubinstein sin dejar de ser un personaje, tiene su compañerote su vida, “El Libraco”. Un libro que tiene genio como su dueño que es Rubinstein, se enoja, llora, se enamora. Posee cualidades humanas.
Radio Gurí, sin dejar de ser un personaje, posee varios más. Como emisora Radial, debe poseer un locutor, El Botija. Debe poseer un Jefe de Emisión que auspicia de recepcionista en la emisora, El Juancho.
También trabaja la Muñeca Inflable usted lo sabe o sea, el gran amor del Juancho. Trabaja Biblioteko. Biblioteko, nació de un personaje de Forke. Fue sustraído de un escrito de su autoría. Poseía una Licenciatura en Bibliotecología, después de muchas vueltas, entró a formar parte del staff de la Emisora.

-¿Por último que tiene para decirle a la ciber-audiencia, Rubula?
-Que no se dejen llevar por cánones pre-establecidos, que sientan la escritura. Como alguien me dijo en Montevideo, una época muy remota, donde recorría teatro, el cine, incursionaba en la vida bohemia de la ciudad, soltero era, “si uno no pone el alma, no construye nada personal. Escribir desde el alma implica conectarse con los afectos para poder redactar aquello que, sea bueno o malo marca la diferencia, es de uno.”
Que incursione en talleres literarios. Estos, los de escritura implica lo lúdico, y consiste en usar técnicas creativas para poder luego plasmar en el papel diversos trabajos literarios. Que se guíen por lo que sientan, y así forjarán un buen escritor, pero manteniendo una forma. Esta debe provenir de uno.

-Buenos queridos escribas-escuchas. Esto ha sido todo por hoy. ¿Nos vamos Rubula?
-Si.

** Radio Gurí - Miembro de La Cofradía de las Tres Marías - Reino del más Aquí **